jueves , 23 noviembre 2017
Jama Masjid

Visitas en Nueva Delhi

A las 7 de la mañana sonó el despertador, teníamos el tiempo suficiente de desayunar y, rápidamente, prepararnos antes de que pasara a recogernos nuestro conductor Mahendra. A las 8 am nos reunimos con él en la recepción y así comenzar con las visitas en Nueva Delhi durante nuestro primer día completo en India.

Fuimos rumbo a la conocida como Old Delhi, la parte antigua de la ciudad, en nuestro planning teníamos cuatro visitas planeadas. ¿Qué ver en Nueva Delhi? La Mezquita Jama Masjid, el Fuerte Rojo, el Rat Ghat (Memorial a Gandhi) y el Templo Akshardam.

Visitas en Nueva Delhi

A la salida del hotel comenzamos a poner color a todo lo que en la noche anterior habíamos observado en blanco y negro.

Hacernos un hueco desde el hotel a la carretera principal no fue algo sencillo. Mucha gente, motos, rickchaws (los tuk-tuk de otros lugares el mundo), … se agolpaban a ambos lados del coche. Dentro de él nos sentíamos en una pequeña burbuja, manteniendo los ojos bien abiertos y tratando de absorber todos los nuevos estímulos de este gran país. Poco a poco, e imperando la ley del más fuerte, más grande y con la bocina más sonora, nos hicimos un hueco sin, asombrosamente, salir con cicatriz alguna en el vehículo.

Dos estrechos callejones nos llevaron a la carretera principal y ya ahí observamos entusiasmados una imagen típica en India: una vaca cruzando de un lado a otro ajena a todo el embrollo que había a su alrededor. Enseguida nos dimos cuenta de que aquí todo lo que es normal, a nosotros nos llama mucho la atención.

Visita a la Mezquita Jama Masjid

La Mezquita Jama Masjid fue nuestra primera parada en la ciudad y la primera de las Mezquitas que veríamos durante nuestras visitas en Nueva Delhi. Se trata de una de las mayores mezquitas del país donde los musulmanes de la ciudad acuden a rezar. En su interior alberga (dicen) una sandalia, un pelo y una huella de la pisada del mismísimo Mahoma. Para poder acceder abonamos 300 rupias (casi 4 euros) por nuestra cámara de fotos pues no se cobra por entrada sino por el uso de material fotográfico. El precio, para encontrarnos en India, no es que nos pareciera barato.

El exterior de la Mezquita es impresionante. Llaman especialmente la atención los dos grandes minaretes que la flanquean, de casi 40 metros de altitud. Sin embargo, no sólo la colosal Mezquita captó nuestras miradas en esos momentos pues estábamos recién llegados. No pudimos evitar fijarnos en la gente que había a nuestro alrededor: mujeres vistiendo coloridos saris, hombres de miradas indiscretas que, además, nos sacaban fotos de forma continua, una familia intentando recuperar una sandalia que había caído en la pequeña fuente …

Preio Mezquita Nueva Delhi

Tras un rato deambulando y fotografiando lo que por allí sucedía, sacamos el móvil para hacer una panorámica. ¡Error! A los tres segundos de hacer la foto apareció el señor de la entrada para pedirnos 300 rupias más por utilizar otro dispositivo dentro del lugar sagrado. Las abonamos sin rechistar pues un enorme cartel a la entrada explica bien claro que el cargo es por dispositivo y que los móviles se consideran también cámaras de fotos.

Entre foto y foto se nos acercó un grupo de chicos y le pidieron permiso a Marcos para sacarse una foto conmigo, anulando así mi derecho a decidir como mujer. Obviamente no me importó y accedí. Una vez colocada, uno de ellos me pidió que cubriera mi cabello en el lugar sagrado.

Mezquita Jama Masjid, Nueva Delhi

Salimos de la Mezquita y Mahendra nos preguntó si queríamos dirigirnos andando o en rickchaw al Fuerte Rojo, elegimos andando pues permite un contacto más directo y cercano con la ciudad. Cruzamos por estrechas calles, llenas de gente, carritos, animales … Siempre flanqueados por edificios que parecían a punto de derrumbarse o con apariencia de total abandono pero donde, si te fijabas bien, encontrabas a alguien habitando en su interior.

Todo era digno de guardarse en la retina: el niño llenando una botella de agua de un grifo que, de forma repentina, encontrabas en medio de la calle, el señor acostado en una esquina tapado parcialmente por una sucia manta rodeado de desechos, las mujeres vendiendo flores de colores, el enrollado tendido eléctrico, dos caballos transportando cajas entre motos y coches, etc, etc.

Calles Nueva Delhi

Entrada al Fuerte Rojo de Delhi (Old Fort)

El pequeño viaje entre callejones de otra época nos llevó hasta la entrada del Fuerte Rojo. Adopta este nombre debido a su color otorgado por la arenisca, material con el que está construido. Entramos al Fuerte Rojo por la inmensa Puerta de Lahore y abonamos 250 rupias (algo más de 3 euros) por persona, derecho a hacer fotos incluido, para poder visitar este antiguo palacio construido durante el siglo XVII.

El Fuerte Rojo cuenta con varios patios, apartamentos imperiales, mezquitas y cuidados jardines por los que pasear durante al menos una hora si se hace con calma. Su extensa muralla está rodeada por un profundo foso. Importante saber que cierra los lunes.

Horario Fuerte Rojo, Delhi

Paseamos por el antiguo Fuerte y sus jardines durante al menos una hora. Nos resguardamos del sol en el interior de alguna de las edificaciones o bajo la sombra de un árbol pues aún siendo las 10 de la mañana hacía muchísimo calor. Nos acompañaron unos 30 grados y una alta humedad difícil de soportar sin tomar un pequeño respiro. Suerte que elegimos el mes de octubre para visitar India pues con 50 grados en pleno verano sería realmente insoportable.

Ver el Raj Ghat, Memorial a Gandhi

Del Fuerte Rojo pusimos rumbo al siguiente monumento, Raj Ghat nuestra tercera parada en la ciudad. Afortunadamente la entrada es gratuita. Se trata de un memorial en recuerdo del líder hindú Mahatma Gandhi, fallecido en el año 1948. Cuenta con varios jardines y en el centro de éstos una losa de mármol con una llama encendida en su honor acompañada por flores. En ella están grabadas las que se supone fueron las últimas palabras de Gandhi, “Hey Ram” (Oh, Señor). Para acercarse hay que descalzarse, al igual que en la Mezquita que visitamos al inicio de la jornada. Es un lugar tremendamente cuidado donde se respira mucha paz. Imprescindible si planeas tus visitas en Nueva Delhi.

Raj Ghat Memorial Gandhi

Visita al Templo Akshardam

Desde el Memorial de Gandhi pusimos rumbo al Templo Akshardam, realizando una pequeña parada en la carretera para tomar una fotografía del monumento completo ya que en el interior no se permiten fotos (además, el lugar posee unas medidas de seguridad dignas de la Casa Blanca). La verdad que es una de esas visitas en Nueva Delhi que vale la pena hacer a pesar de no poder fotografiar el templo estando dentro pues es precioso. Según nos comentó el guía el motivo de esta prohibitiva medida es evitar que lo copien en otros lugares del mundo. Para acceder tuvimos que hacer cola separados por sexos y descubrimos rápidamente que las colas en India no se respetan demasiado. Al mínimo despiste, se cuelan sin sonrojarse. Se meten delante como si fueras totalmente invisible.

El chequeo de entrada fue bastante estricto, cacheo incluido por partes íntimas para comprobar que no llevas nada encima. Pasado el control de seguridad comenzamos la visita de este templo de reciente construcción (2005) elaborado en piedra arenisca de color rosa. Ese color del exterior contrasta con el interior del monumento principal donde abunda el blanco y el dorado. Aquí se sitúa una estatua de Swaminarayan de más de 3 metros. No puede presumir de tener una gran historia pero hay que reconocer que es muy llamativo. La entrada es gratuita y cierra los lunes.

Mejor visita Delhi Templo Akshardam

Concluida las visitas en Nueva Delhi y siendo la hora del almuerzo, nos dirigimos a una cadena de comida rápida india (Haldiram’s) para degustar nuestro primer thali que suelen constar de pan chapati, arroz, verdura, ensalada, lentejas y yogurt.

Datos prácticos sobre las visitas en Nueva Delhi:

– La visita a la Mezquita Jama Masjid es gratuita. Sólo debes pagar por la cámara, 300 rupias por dispositivo que utilices.

– La visita al Fuerte Rojo es de 250 rupias por persona.

– Un thali suelen costar entre 50 y 250 rupias.

Recuerda que puedes pedir presupuesto para un circuito barato en India y Nepal pinchando aquí.

Vota esta publicación – [ratings]

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro de viajes India

2 Comentarios

  1. Hola chicos!

    He caído de casualidad en vuestro blog y no puedo estar más enganchada! jaja

    Me encanta lo completo que es, y lo bien que explicáis todas las aventuras incluyendo clips de video incluso.

    Yo marcho con mi pareja este 15 de Agosto hasta finales de mes y la verdad que reconforta escuchar tan buenas experiencias con Mahendra, ya que nosotros también hemos contratado la ruta en coche y los hoteles con el.

    Un saludo!!

    • Hola Laura,

      Bienvenida al blog!

      Pues con Mahendra nos fue realmente genial así que no tendrás problemas, en caso de tener alguna cosita le dices que nos conoces que igual te sirve de algo, jaja.

      Que disfrutes del viaje y vuelvas con la esencia de lo que es el norte de India!

      Nos leemos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *