Vista del Etna desde Taormina

Visitar Taormina, una maravilla entre mar y montaña

Sicilia sabe a pasta y huele a mar. Con todo no hay mejor lugar para disfrutar de estos placeres de la vida como en Taormina. Pueblo cuna de gente guapa pero también de turistas deseosos de disfrutar de algunas de las mejores vistas de 360º del mar Jónico, del Etna y de parte de la costa este de la isla más grande del Mediterráneo. Queda claro que visitar Taormina debe estar entre tus objetivos si piensas recorrer y descubrir lo mejor de Sicilia.

Ya desde el siglo XIX fue lugar de parada (y fonda) para ilustres viajeros europeos en busca de tranquilidad, buena comida, temperaturas agradables pero, especialmente, de un entorno tan bonito como el que nosotros disfrutamos. Hoy en día los hoteles y restaurantes decoran gran parte del pueblo sin dejar de lado, claro está, un referente histórico como es el gran Teatro Griego de Taormina que, dicho sea de paso, nos decepcionó ligeramente pero esa es otra historia que contaremos más adelante.

Si viajas en crucero a Messina o Catania aquí podrás reservar una excursión para visitar Taormina

Callejones de Taormina

Qué visitar en Taormina 

El Teatro Griego de Taormina, todo son las vistas

Uno de los principales motivos para visitar Taormina es el gran Teatro Griego que allí encontramos. Construido entorno al siglo III a. C. lo mejor de este teatro son las vistas que se disfrutan desde su graderío. El azul del mar, el verde de las montañas y el blanco del humo que sale del Etna forman parte del decorado de postal del que pudimos gozar. Además de ello, poco más que ver en un teatro que nos decepcionó un poco pues su estado de conservación no es del todo óptimo y cuyo precio para entrar puede resultar algo excesivo (10€).

Aún así su aforo de 5.000 personas y sus dimensiones (109 metros de diámetro) dejan claro que tanto durante la época griega (usado para diferentes representaciones) como durante la romana (usado principalmente para la lucha de gladiadores) e incluso hoy en día (destinado a conciertos y representaciones teatrales) los espectáculos que allí se celebraban gozan de un telón de fondo imposible de batir. No olvides asomarte al mirador situado tras las gradas pues desde allí se observa la costa de Isola Bella.

Teatro Griego de Taormina
Vistas a Isola Bella

Porta Catania y Porta Messina, los accesos al centro histórico

Originalmente, Taormina tenía un triple sistema de murallas defensivas que se orientaban hacia el norte a Messina y hacia el lado sur mirando hacia Catania. Poco queda en pie siendo las puertas de acceso al centro histórico su mejor exponente.

Se puede considerar que Porta Catania, cuya última reconstrucción data del año 1440, es el lugar donde comienza el recorrido a pie por Corso Umberto I. El camino por esta emblemática calle de Taormina es una delicia. El final de la zona libre de coches coincide con la Porta Messina, otro de los arcos de acceso a la ciudad antigua.

Porta Messina

Corso Umberto I, la arteria principal

La franja peatonal comprendida entre Porta Catania y Porta Messina corresponde al Corso Umberto I, un lugar agradable de caminar que está repleto de excelentes miradores, restaurantes con comida típicamente siciliana y una ingente cantidad de tiendas donde comprar recuerdos de una visita para recordar.

Iglesias y palacios, plazas y jardines. Todo esto se va sucediendo a lo largo de la principal arteria (al menos en lo que al turismo se refiere) de Taormina. Por cierto, probablemente ya estés al tanto pero en Taormina también se venden ricos helados y los famosos cannoli, un dulce típico de Sicilia que volvimos a degustar en una de las cafeterías del centro.

Vista del Corso Umberto I

Piazza IX Aprile, el puro centro de Taormina

Esta plaza fundada el 9 de abril de 1890 es una de las paradas obligatorias durante cualquier paseo por la zona peatonal de Taormina. Y no tanto por la cantidad de bares y restaurantes, artistas y turistas que allí encontramos sino por las vistas que desde ella se disfrutan (con todas las letras).

Desde la plaza se divisa la bahía de Naxos bajo nuestros pies, parte del Teatro Griego a nuestra derecha y el volcán Etna a nuestra izquierda. También allí encontramos la Biblioteca Municipal, la bonita iglesia barroca de San Giuseppe y la Torre del Reloj que atravesamos para seguir por la calle peatonal. Tan solo por las vistas desde la piazza ya vale la pena visitar Taormina.

Piazza IX Aprile
Bahia de Naxos

Duomo di Taormina (Catedral de San Nicolás), historia sobria

La Catedral de Taormina data del siglo XIII y aunque no es una de las más impresionantes que vimos durante el viaje por Sicilia si que merece la pena dedicarle un poco del tiempo que tengas para visitar Taormina.

Lo curioso de su fachada es que no diríamos que es la típica de una catedral sino más bien tiene más parecido a una estructura defensiva. En su interior encontramos algunos bonitos altares, uno de ellos con una preciosa representación de La Última Cena.

Duomo en Taormina

Isola Bella, playa en un marco incomparable

A los pies de Taormina encontramos un edén donde terminar el día frente a la preciosa Isola Bella. Esta es una pequeña isla que, unida a la playa por una estrecha franja de arena, sirve como refugio perfecto cuando más calor hace en Sicilia. La mejor forma de llegar es tomando el funicular desde Taormina. La alternativa es bajar en coche pero el aparcamiento es escaso.

Isola Bella está considerada como Reserva Natural y es un lugar ideal para descansar y darse un baño antes de reemprender el camino de vuelta a Catania. La playa no es de arena precisamente pero hay zona privada (tumbonas y sombrillas en alquiler) y zona pública donde estirar la toalla sin problema. El agua es cristalina.

Playa de Isola Bella

Dónde aparcar en Taormina

Si has leído alguna de nuestras publicaciones anteriores sobre el viaje a Sicilia en 2 semanas que hicimos en familia habrás comprobado que recomendamos alquilar un coche que te facilite alcanzar el mayor número de pueblos posibles (comprueba los mejores precios aquí). Esto también tiene un aspecto negativo que no es más que el mal de muchas de las ciudades de la isla: mucho tráfico y pocas plazas de aparcamiento. En casi todos los sitios que visitamos (salvo los más pequeños tipo Noto o Siracusa) es complicado estacionar (aunque sea de pago).

La buena noticia es que en este aspecto Taormina lo tiene todo bien organizado. Teniendo en cuenta que el centro histórico es peatonal se han habilitado grandes espacios donde aparcar cómodamente. Éstos, situados unos kilómetros antes de llegar al centro, funcionan muy bien y no son excesivamente caros. Quizás afean un poco el entorno pero es el peaje a pagar cuando tantos y tantos turistas llegamos a un mismo lugar.

Bus gratuito del parking en Taormina

La primera zona para aparcar que encuentras al aproximarte a Taormina se llama Lumbi. Es fácil de localizar pues las señalizaciones lo indican claramente. Una vez aparcas tienes un servicio de bus lanzaderas gratuito que te acercan al pueblo para no tener que caminar cuesta arriba. No te molestes en caminar y menos aún si es verano pues sudarás la gota gorda.

La alternativa es el parking Porta Catania situado algo más cerca del centro de Taormina por lo que no incluye el servicio de lanzadera. Tras estacionar tendrás que caminar unos 800 metros hasta llegar al Corso Umberto I. En ambos casos se trata de grandes edificios de varias plantas de aparcamientos.

Callejones con azulejos en Taormina

Hotel recomendado en Taormina

Muchos deciden visitar Taormina en una excursión de 1 día. Nosotros así lo hicimos pues nos alojábamos en Catania y el pueblo se encuentra a tan solo 1 hr. en coche desde la ciudad. Como dato adicional, ten en cuenta que debes pagar un peaje si tomas la autopista A18 en dirección Messina desde Catania (5€) y otro peaje para entrar a Taormina (1,70€).

Al ser un lugar tan popular, las calles principales estén abarrotadas de turistas así que no es mala idea plantearse hacer noche en la ciudad para disfrutar de un ritmo de vida pausado una vez cae el sol. Ten en cuenta que Taormina es uno de los mayores reclamos para los cruceristas y que éstos llegan en masa (parece que es su belleza es un secreto a voces).

El Etna desde Taormina

En Taormina hay una selección de hoteles para todos los gustos aunque a simple vista vimos muchos caros y con aspecto de haber contado sus mejores historias hace algunas décadas. Lo mejor es tomárselo con calma y buscar la mejor relación calidad-precio sumado con buenas críticas de huéspedes anteriores. Con hacer una búsqueda online tendrás las opiniones que buscas. Aquí tienes algunas recomendaciones de alojamientos en Taormina.

♥ Contratando un seguro de viajes como el que nosotros usamos tendrás cubierta cualquier asistencia médica durante el viaje así como la posible repatriación, cobertura de equipaje y un amplio abanico de interesantes coberturas complementarias, algunas de ellas diseñadas para familias o mochileros. Haz clic aquí y contrata ya con un 5% de descuento por ser lector nuestro. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Iati seguros

Otras publicaciones sobre Sicilia que te pueden interesar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.