sábado , 25 noviembre 2017
India

Visita de Ranakpur y Monte Abu

Partimos de la conocida como “Ciudad Azul” de Jodhpur a las 9 de la mañana. Nos esperaba un larguísimo día pues en el itinerario estaban marcadas la visita de Ranakpur y Monte Abu. A la salida del hotel nos despedimos de nuestro conductor Mahendra, nos encontraremos al regresar a Nueva Delhi, y saludamos a nuestro nuevo conductor en los próximo días, Ade.

Monte Abu

Salida de Jodhpur hacia Ranakpur

Tras abandonar el hotel y casi una hora después de iniciar el recorrido en coche realizamos un breve alto en el camino. No sabíamos muy bien de qué se trataba pero en una zona de la carretera habían numerosos coches aparcados. A lo lejos observamos un pequeño templo y nos acercamos hasta él para observar a qué Dios veneraban. Nuestra sorpresa llegó poco metros antes de tener que descalzarnos para poder observar más de cerca el lugar.

Dentro de una vitrina, como si de la estatua de un gran Dios se tratara, descubrimos una motocicleta. Una moto normal y corriente pero venerada por las decenas de personas allí presentes. Posteriormente descubrimos de qué se trataba. Estábamos ante el conocido como Templo de la Motocicleta. En ese momento sólo nos acordábamos de la película Men in Black donde los enanitos veneraban cualquier cosa que les entregaban.

Templo de la motocicleta India

El Templo de la Motocicleta, conocido también como el Santuario OM Banna, se encuentra situado en el distrito de Pali, a unos 50 kilómetros de la ciudad de Jodhpur. La moto en cuestión se trata de una 350cc Royal Enfield Bullet. Cuenta la historia que Bullet Banna era un borracho local que tenía el don de curar a enfermos cuando se encontraba en estado de embriaguez. Por lo que todas las noches, asumiendo su labor, bebía alcohol para poder comenzar a trabajar.

En un desplazamiento en moto tuvo un desafortunado accidente que acabó, de forma trágica, con su vida. Su moto fue recogida en el lugar de los hechos y trasladada a dependencias policiales de donde desapareció a la mañana siguiente. Apareció de nuevo en el lugar del accidente y a la mañana siguiente desapareció otra vez. Esto se repitió en varias ocasiones. Para unos era un misterio, para otros un milagro.

En honor a estos acontecimientos y a la vida de OM Banna se construyó en el mismo lugar un santuario con la famosa moto. Un lugar que recibe decenas de personas al día pidiendo un viaje seguro en carretera. Este es sin duda, el lugar de culto más extraño que hemos visitado durante nuestros viajes.

En coche a Ranakpur

Después de la curiosa (y breve) visita. Continuamos el camino en coche  hasta las doce de la mañana. Momento en que aprovechamos para tomar un té chai en un pequeño pueblito que quedaba de camino hacia el Templo de Ranakpur. Por supuesto todo el pueblo estaba hasta arriba de desperdicios de todo tipo. Nosotros queriendo contribuir un poco a la limpieza del lugar devolvimos el pequeño recipiente de barro en el que nos habíamos tomado el chai. Sin embargo, el vendedor nos miró extrañados y entre risas y movimientos bruscos con las manos nos indicó que lo lanzáramos en la dirección que más nos gustara. Terminó en el suelo cual colilla.

Visita de Ranakpur y Monte Abu

• Templo de Ranakpur

Dos horas después de la paradita del té llegamos finalmente al famoso Templo de Ranakpur, un enorme templo de jaina realizado en mármol. El janismo es una religión que surgió en India durante el siglo VI a. C., entre sus características podríamos destacar que es una religión que no acepta los textos sagrados del hinduismo ni tampoco a los brahmanes (miembros de una casta sacerdotal). Este templo en cuestión está dedicado a Rishabhá, el primero de los veinticuatro tirthankaras.

Según los textos jainistas “el modelo a seguir, el que nos ayuda a cruzar el gran océano de la vida mundana se llama Tirtha y la persona que lo hace se conoce como tirthankara”. Aparcamos el coche en la zona habilitada en las proximidades del templo y nos acercamos a pagar la entrada al mismo. La cálida bienvenida nos la dieron un grupo de monos, enormes y de cara negra con una cola interminable. Parecían bastante amistosos pero no nos acercamos demasiado.

Templo Ranakpur

Para entrar en el templo tuvimos que descalzarnos. En el mismo letrero situado justo a la entrada también se indicaba que si llevas alguna prenda hecha con animal debes quitártela antes de entrar, por respeto. Una enorme alfombra roja, estratégicamente colocada para proteger la planta de los pies del ardiente suelo, otorgó una elegante y cinematográfica entrada a este templo del siglo XV. Observamos que tanto el exterior del templo como su interior se encontraba delicadamente tallado.

Interior Templo Ranakpur

Pasado en control de entradas un monje del templo nos pilló totalmente por sorpresa. Nos saludó y antes de que pudiéramos darnos cuenta nos había pintado una “tika” (punto de color naranja en el entrecejo) pidiéndonos seguidamente un donativo para el templo. Le entregamos 30 rupias, se marchó contento y nosotros nos miramos con cara de tontos. Nos llamó especialmente la atención que el interior del templo contaba con muchísimas columnas completamente trabajadas, según la auidoguía que nos entregaron al paga la entrada posee más de 1400 ¡pero no lo comprobamos!

Ranakpur en India

De Ranakpur al Monte Abu en coche

A 10 minutos del templo, y en medio de espesa vegetación, paramos a almorzar. El nombre del resturante lo recordaremos para siempre, Harmony Restaurant, y no lo recomendamos en absoluto. Un restaurante tipo buffet donde te servías tu propio thali. Muy básico. Sin mucha hambre comimos muy poco porque además la comida era bastante insulsa.

Nuestra sorpresa llegó cuando nos dispusimos a pagar y nos cobraron 800 rupias (11 euros) por dos thali y 2 refrescos. El triple o cuádruple de otras comidas. Un robo. Pagamos caro el encontrarnos en medio de la nada y próximo a un lugar bastante turístico. Todo aquel que visita India acaba “estafado” tarde o temprano.

De Ranakpur continuamos el trayecto al Monte Abu. Realizamos una parada en el Templo Delwara Jain, situado a unos tres kilómetros del pueblo del Monte Abu. Para ese entonces nos encontrábamos totalmente agotados, rotos, solo queríamos llegar al hotel y descansar. Habíamos pasado gran parte del día en el coche y no estábamos especialmente interesados en ver más templos. Por cumplir nos acercamos a observar ligeramente este otro templo jainista sin mucho entusiamo y regresamos rápidamente al coche.

Visita de Ranakpur y Monte Abu

Pueblo del Monte Abu

Tres horas después de haber salido de Ranakpur llegamos al pueblo del Monte Abu localizado a unos 1.220 metros de altitud. Nos alojamos en el Lake Palace Hotel, situado a orillas del lago Nakki. Dejamos las cosas en la habitación y nos acercamos al “pueblo” a dar un paseo y a cenar. El pueblo del Monte Abu se encuentra en lo alto de las montaña de Aravilla. Un lugar al que acude mucho turista local escapando del calor de otras zonas porque aquí hace fresquito.

El ambiente era muy agradable. Similar al de un pueblo en pleno verano. Muchos niños de un lado a otro. Seguro que otras épocas del año, en días de fiesta o durante vacaciones, debe rellenarse de gente. Una vez cayó el sol buscamos un lugar donde cenar. No había demasiada variedad interesante y al final nos decidimos por unas pizzas, unos refrescos (320 rupias) y helados. Los helados que pedimos eran malísimos. No sabíamos si tirarlos a la basura, dárselos a las vacas … ¡incomibles!

Monte Abu

Tras deshacernos de los helados regresamos al hotel de este oasis en el desierto a descansar. Observamos de regreso enormes murciélagos y peregrinos que terminaban su jornada. Una de las actividades principales de la zona, está relacionada con la espiritualidad. Vimos escuelas y ashram en los alrededores.

Datos prácticos visita de Ranakpur y Monte Abu:

– La entrada al templo de Ranakpur es de 200 rupias con audioguia más 100 rupias por la cámara de fotos.

La estación de tren más cercana al Monte Abu se encuentra en la carretera Abu, en las tierras bajas a 27 kilómetros al sureste del pueblo del Monte Abu.

Vota esta publicación – [ratings]

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro de viaje India

6 Comentarios

  1. Desde luego los templos de Ranakpur son de los más espectaculares del mundo entero. Nosotros también le dedicamos un post y como los de Monte Abu, nos dejaron con la boca abierta.
    Saludos!

    • Hola Jordi,

      Gracias por pasarte por nuestro blog y dejarnos un comentario.

      La verdad que Ranakpur es bastante bonito. Respecto al Mt. Abu podemos decir que está bien pero que, al menos en nuestro caso, no valió la pena la tirada para llegar. Digamos que no conectamos con el lugar 🙁

      Nos leemos!

  2. Hola chicos, vosotros iriais a Ranakpur para ver el tempo Jaina o preferis visitar la ciudad fantasma Kuldhara? creo que podria ir a los dos sitios pero prefiero ir un poco más tranquila porque creo que veo demasiadas cosas. estoy unos 20 dias y quiero ver 11 ciudades. 😛

    en que ciudad estariais más tiempo? hago delhi, agra, jaipur, jodhpur, jaisalmer, udaipur, ranakpur (no es seguro), bundi (solo pozo), chittorgah (solo fuerte), varanasi, kharuharo (solo templo) i amritsar (solo templo)

    • Hola Montse!

      Sinceramente … Ranakpur es bonito pero queda un poco a desmano de cualquier lugar mínimamente interesante. Si vas en coche y pasas por allí pues merece la visita pero de lo contrario creo que te lo podrías saltar. En el caso de Kuldhara pues no hay demasiado que ver, se trata de un poblado abandonado que, al menos, está cerca de Jaisalmer así que tampoco cuesta nada acercarse pero es eso, un poblado abandonado, poco más! Dicho esto, investiga bien no sea que dejes de ir por nuestra opinión … hay quien flipa con Ranakphur!

      Repecto a nuestras ciudades preferidas en India fueron Jaisalmer, Bundi y Varanasi. En ellas no nos hubiera importado quedarnos algo más de tiempo. El resto está bien para ver lo típico de cada ciudad pero ya.

      Cualquier cosita nos dices. Ah, y gracias por animarte a comentar!

  3. Muchas gracias, Entonces me quedare más tiempo en Bundi. Os hare caso, paso de Kuldhara, fue en vuestro blog la primera vez que lo vi mencionado y si me dices que no pues no. Como te he dicho quiero hacer menos cosas y si estamos medio dia a nuestro aire en cada ciudad que visitemos pues mejor. La India ya sera caotica de por si.

    Ahora estoy con el tema de los trenes que le enviado un mail a la web pero sin saber que tenia que enviarles fotocopiado el pasaporte entonces supongo que cuando me contesten, es lo primero que me van a decir.

    Bueno, hay tiempo, no me voy hasta setiembre asi que ya os ire preguntando cosas. Gracias por todo.

    Por cierto, la excursión por el desierto en Jaisalmer se puede hacer durmiendo en el hotel o en el desierto estas tapado?? tema de mosquitos y demás me preocupa.

    Y otra cosa que me hecha para atras de la india es el tema de los baños, me podriais decir hoteles con baños limpios? es que he visto cada foro que hay una fauna en los baños…. Gracias

    • Hola Montse!

      En Bundi no hay gran cosa que hacer salvo visitar el Fuerte y alguna cosita más. A nosotros nos gustó por su tranquilidad, por su buena onda y porque la gente te saludaba por la calle sin atosigarte para que le compraras nada (lo decimos no sea que llegues y esperes otra cosa).

      Respecto a la excursión en el desierto desde Jaisalmer nosotros hicimos noche entre dunas. Dormimos a la intemperie sobre unas camilla con un colchón (súper cómodo). Fue una buena experiencia. Se que hay otros tours en los que se duerme directamente sobre la arena e incluso en los que se da un paseo en camello y se vuelve a Jaisalmer al hotel. Como bien dicen allí, “in India everything is possible”.

      Nuestros hoteles en India fueron estos … http://bit.ly/1TNo1Vc

      No te vas hasta septiembre así que si necesitas resolver cualquier duda estaremos encantados y ayudarte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *