domingo , 19 noviembre 2017
Templo del Loto

Visita a Nueva Delhi

A estas alturas de viaje ya habíamos pasado 20 y tantos días recorriendo el norte del país. Nuestro viaje nos había llevado a descubrir lugares fascinantes en una ruta circular partiendo desde Nueva Delhi y en Nueva Delhi estábamos de nuevo para cerrar el círculo. Antes de partir del país teníamos que terminar la visita a Nueva Delhi que casi un mes atrás habíamos dejado incompleta.

Llegada en tren a Nueva Delhi

Bien temprano llegamos a Delhi y a pesar de que la estación de tren de Nueva Delhi a esa hora de la mañana era un auténtico caos estábamos lo suficientemente descansados como para no asustarnos con el ajetreo de la estación. Como no, el amigo Mahendra nos estaba esperando en la estación de tren e incluso nos fue a buscar al vagón para evitar posibles pérdidas por el camino.Sin Mahendra lo hubiéramos resuelto de una manera u otra pero no sabemos si 20 días antes no hubiéramos salido corriendo al ver tanta locura junta.

La estación de tren de Nueva Delhi se encuentra muy cerca del barrio de Paharganj, barrio recomendado para alojarse en la ciudad. En menos de 10 minutos a pie llegamos a huestro hotel. Un lugar ya conocido pues aquí nos habíamos alojados al llegar a la ciudad, el hotel Uppal International (más vale malo conocido que bueno por conocer, dicen).

Tren Nueva Delhi

A pesar de haber podido descansar en el tren fuimos bastante reticentes a salir inmediatamente de tour por Delhi nada más llegar a la ciudad. Nuestro cuerpo nos pedía un pequeño descanso pues habían sido unos días muy intensos en India y antes de llegar al país habíamos visitado Japón durante dos semanas sacándole el jugo a cada día. Era entendible nuestro cansancio acumulado. No obstante, ese día decidimos aprovechar parte de la tarde e irnos a hacer un pequeño tour por la zona nueva de Nueva Delhi. Realizamos gran parte del trayecto en coche eso sí.

Visita a Nueva Delhi

• Visita de la India Gate o Puerta de la India

Uno de los monumentos imprescindibles que visitar en cualquier visita a Nueva Delhi es la llamada India Gate o Puerta de la India. En nuestro caso la visita fue breve, brevísima, aún así nos dió tiempo de tomar alguna instantánea. La India Gate es un memorial de guerra de aquellos que lucharon y cayeron tanto en la I Guerra Mundial como en la Guerra Afgana. La puerta posee inscripciones con los nombres de 13.300 soldados y oficiales indios y británicos que lucharon y cayeron en combate. La Puerta de la India posee una inscripción que dice:

“A los muertos de los ejércitos de la India que cayeron con honor en Francia y Flandes, Mesopotamia y Persia, este de África, Galípoli y en cualquier lugar del cercano o lejano este y también en la sagrada memoria de los que dejaron sus nombres inscritos al caer en India o en la frontera noroeste durante la Tercera Guerra Afgana”

Puerta de India

• Visita al Templo de Loto

Otro imprescindible si nuestra visita a Nueva Delhi, el Templo de Loto. La flor representativa de la India es el loto y este templo, como su nombre indica, posee una estructura similar a la de la flor del loto. Su característico color blanco, debido al mármol, llama bastante la atención siendo uno de los templos más visitados de la ciudad.

Se trata de un templo dedicado a la oración y meditación que puede ser visitado por turistas. Desde 1986 está abierto al público y, curiosamente, en estos años se ha convertido en uno de los monumentos más visitados de India con unos 70 millones de visitantes superando incluso al Taj Mahal. Se estima que cada día entran unas 10.000 personas al Templo de Loto.

Templo del Loto Delhi

El templo está abierto de martes a domingo (lunes cerrado) con los siguientes horario de visita:

Horario de invierno > 09:00 – 17:30 hrs

Horario de verano > 09:00 -19:00 hrs

Visita a Nueva Delhi

Una vez abandonamos el templo, el conductor (no Mahendra pues ese día no pudo acompañarnos) nos pidió que por favor fuésemos a una típica fábrica para turistas. No contábamos con esto en nuestra visita a Nueva Delhi pero habíamos leído que los conductores ganan una comisión por visita y parte de la compra así que accedimos a regañadientes pero fuimos a pesar de advertir a nuestro conductor que no íbamos a comprar nada.

La visita resultó ser un tanto pesada pues la tienda constaba de varios pisos y pasamos por cada uno de ellos. Creemos que actuamos de buena fe e hicimos (o eso creemos) feliz al conductor. Unos 20 minutos después de llegar abandonamos la fábrica y regresamos a la zona de Paharganj donde nos despedimos del conductor y dimos un paseo por los alrededores.

Necesitábamos sacar algo de dinero del cajero y Marcos necesitaba un buen corte de pelo. Nuestro viaje seguía y contarse el pelo en Asia siempre es una experiencia. Encontramos una peluqyería básica en las proximidades de nuestro hotel. El precio del corte de pelo era realmente barato, 80 rupias (1,12 euros). El problema fue hacerle entender al peluquero el tipo de corte que quería y como resultó ser imposible al final le dio un buen rapado al 2. Casi acaba como un Buda.

Esa noche cenamos con Mahendra para contarle nuestro viaje y agradecerle sus servicios. Sobre las 11pm nos fuimos a dormir. El día siguiente era nuestro último día en India y queríamos dar una última vuelta por la ciudad, despedirnos de ella, completar la visita a Nueva Delhi y poner rumbo a otro interesante destino.

Vota esta publicación – [ratings]

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro de viaje India

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *