Tour de un día en Chiang Rai

La tranquila ciudad de Chiang Rai situada muy al norte de Tailandia suele ser el punto de salida para aquellos que cruzan a Laos por tierra. Sin embargo nuestro plan era diferente, nuestro plan era hacer un tour de un día en Chiang Rai.

En total pasamos menos de 2 días en Chiang Rai tiempo más que suficiente para disfrutar del tour y pasear por la pequeña y tranquila ciudad (para esto no se necesita más de medio día).

Tour de un día en Chiang Rai

Hotel recomendado en Chiang Rai

Llegamos a Chiang Rai es una lluviosa tarde de monzón recordándonos de nuevo el por qué estábamos en temporada baja (menos gente, precios más bajos). Salimos del aeropuerto y fuimos directos a nuestro alojamiento para dejar el equipaje. Recorrimos parte de la ciudad respirando su aire tranquilo y sosegado mientras nos acercábamos al Chayadol Boutique Resort, nuestra elección para pasar 2 días en Chiang Rai.

Este pequeño hotel se encuentra situado a unos 5 minutos en tuk-tuk del corazón de la ciudad, no está en el centro pero lo escogimos especialmente por su piscina, ya que las imágenes de refrescantes baños tras agotadoras jornadas de excursión comenzaron a flotar en nuestra mente al observar las fotos del hotel en internet.

Más detalles de este hotel aquí.

Chayadol hotel en Chiangrai

Tras el cálido recibimiento por el amable personal del hotel, dejamos las maletas y salimos a comer algo para posteriormente, con energía, explorar esta pequeña ciudad y contratar una excursión para uno de los dos días que pasaríamos en la zona. Chiang Rai es una ciudad relativamente nueva y pequeña.

Su zona centro se recorre en poco más de una hora, los lugares de interés se reducen a varios templos, un pequeño mercado nocturno que abre cada noche a partir de las 19:00 hrs. y un colorido reloj que cada día a las 19:00, 20:00 y 21:00 hrs. va cambiando de color al son de las campanadas y agradables acordes musicales.

Reloj Chiang Rai

Hay que moverse por los alrededores para descubrir el norte de Tailandia. Organizarse según los buses locales es bastante complicado, lo mejor es contratar un tour de un día en Chiang Rai en cualquiera de las numerosas agencias de la ciudad. Y eso fue lo que hicimos.

En la primera agencia donde preguntamos nos dieron un precio tan razonable por una excursión de día completo que no tuvimos argumentos para rechazarla, pese a que suponía aunar en un mismo día las visitas que habíamos pensado realizar durante dos jornadas.

Piscina en Chiang Rai

Tour de un día en Chiang Rai

Contratamos una excursión por Chiang Rai y alrededores en vehículo privado durante algo más de 8 horas por 750 Bath (15 euros) por persona. En un folleto con varias opciones elegimos aquellos lugares que más nos interesaban dejando a un lado las famosas tribus de las mujeres jirafa.

Son bastante frecuentes los comentarios sobre la tristeza de estas mujeres que portan numerosos aros al cuello con un fin turístico-económico y no cultural. La autenticidad en este tipo de visitas parece que año tras año va desapareciendo dando paso a una representación organizada para que el visitante tome sus fotos y se marche. Marcos había tenido la oportunidad de visitar esta ¿atracción? años atrás y su opinión terminó por desestimar una posible visita.

Puesto de fruta

• Templo Blanco de Chiang Rai, Wat Rong Khun

Al día siguiente comenzamos el tour en el Templo Blanco, un templo situado a escasos 10 minutos en coche de la ciudad de Chiang Rai y cuyo color blanco es muy fotogénico en días soleados.

La primera impresión del templo puede llevar a error pues no se trata de un templo histórico. Se comenzó a construir en el año 1997 y aún no está totalmente acabado, es más, continúan los trabajos de ampliación del recinto.

Templo Blanco en Chiangrai

Al acercarnos a la entrada comenzamos a descubrir elementos bastante bizarros que hacen de este templo un lugar especial. El primero de ellos es la figura de un Predator, emergiendo del suelo de forma inesperada. Próxima a ésta, un grupo de cabezas colgando de un árbol parecen dar la bienvenida al recinto. Macabro recibimiento.

Las excentricidades del artista no acaban aquí y es que a través de un puente flanqueado por brazos que emergen de la tierra pidiendo auxilio como si quisieran escapar del infierno se accede al templo. Una de las manos incluso tiene una uña pintada de rojo dando la nota de color.

El interior del templo también es distinto pues a pesar de cobijar una estatua de Buda, a su alrededor los frescos muestran personajes de películas contemporáneas.

Jardines del Templo Blanco

• Casa Negra  de Chiang Rai, Ban Daam Museum

Algo aturdidos por la rareza del curioso Templo Blanco nos dirigimos a la Casa Negra, llamada frecuentemente “Templo Negro” pese a no ser exactamente un templo sino un museo organizado dentro de varias edificaciones realizadas en madera. Un lugar también un tanto extraño.

El edificio principal posee en su interior una gran sala comedor donde descansan diferentes pieles de animales disecados lo que hace que te recorra un escalofrío nada más entrar. Las sillas son especialmente llamativas pues están formadas por cuernos de animal al más puro estilo Juego de Tronos.

Casa negra en Chiangrai

• Plantación de té en Mae Salong

El tour de un día en Chiang Rai continuó con la visita a la plantación de té, Mae Salong. Las plantaciones de té sustituyen en algunos lugares de Tailandia las plantaciones de opio. En esta zona concretamente se cultiva té oolong traído por inmigrantes chinos que escapaban del régimen comunista del gigante asiático durante 1949.

La panorámica del lugar fue un placer para los sentidos pues rompió con todo lo que habíamos observado hasta el momento por el norte de Tailandia. Muy bucólico. De esos lugares que se quedan grabados en tu mente eternamente.

Mae Salong en Chiangrai

Recorrimos una muy pequeñita parte de la plantación sin evitar tomar dos cestas utilizadas para la recogida de té y caminar con ellas entre las plantaciones sintiéndonos como verdaderos trabajadores del armonioso lugar (todo por el postureo).

A continuación nos sentamos en lo alto de una pequeño bar a degustar del té local disfrutando de la maravillosa vista.

Plantaciones de te de Mae Salong

• Mae Sai, frontera con Myanmar

Con la imagen de la plantación de té aún en nuestras retinas nos dirigimos a la frontera de Tailandia con Myanmar, un país que poco a poco se está abriendo al turismo. Tailandia y Myanmar tienen varios puestos fronterizos comunes y uno de ellos es Mae Sai, el punto más septentrional de Tailandia.

Este pequeño pueblo fronterizo con Myanmar posee el ajetreo típico de los lugares entre fronteras, un devenir constante de personas y muchos puestos donde vender infinidad de artículos.

Frontera de Tailandia y Myanmar

Nos asomamos a Myanmar para comprobar de primera mano si se puede o no cruzar por tierra al país vecino ya que creíamos que sólo se puede entrar y salir vía aérea. Descubrimos que se puede cruzar a pie a Tachileik y permite el paso a extranjeros únicamente hasta Keng Tung, no más allá, pero únicamente hasta las 18:00 hrs. a partir de esa hora hay que regresar a Tailandia.

No teníamos nuestros pasaportes en mano así que no pudimos poner nuestros pies en Myanmar. Sólo pudimos asomarnos un poquito y de refilón obtener una muy pequeña vista del país vecino.

Buda en el Triángulo de Oro

• Triángulo de Oro en Tailandia

Tras el paseo por Mae Sai marchamos a un lugar mítico por estas zonas, el Triángulo de Oro. Nuestra última parada antes de regresar y dar por concluía el tour de un día en Chiang Rai.

El Triángulo de Oro es un lugar muy significativo pues simboliza el punto donde se unen las fronteras de Tailandia, Myanmar y Laos. El río Mekong se encarga de separar de forma natural las fronteras de estos tres países.

Triángulo de Oro

Pese a encontrarnos a tiro de piedra de Laos y Myanmar, comprobamos que, actualmente, no existe paso fronterizo abierto a los extranjeros para cruzar a otro país por este punto. Hay que desplazarse casi 100 km hacia al este para cruzar a Laos por la ciudad de Chiang Khon.

Totalmente agotados regresamos del intenso tour de un día en Chiang Rai, cenamos por la zona centro, paseamos por el mercado nocturno y comenzamos a prepararnos para nuestro siguiente destino en el país. Un pequeño recorrido en bus nos separa de la conocida como “Rosa del Norte”.

Templo Blanco en Tailandia

Datos prácticos para el tour de un día en Chiang Rai

– Volamos desde Bangkok a Chiang Rai con Nokair. Precio 30€ por persona.

– Contratamos el tour de un día en Chiang Rai con la empresa “So Good Airline Service & Travel”

– Las visitas al Templo Blanco y Templo negro son gratuitas.

– Desde el hotel Chayadol (28€) al centro de la ciudad se puede tomar un tuk-tuk por menos de 100 Bath.

– Desde la Terminal 1 de Chiang Rai salen buses a Chiang Khong (frontera con Laos) desde las 06:00 hrs hasta las 17:00 hrs. Dos horas de trayecto, 65 Bath. También salen buses a Mae Sai (frontera con Myanmar) cada hora.

–  De la terminal 1 a la terminal 2 de Chiang Rai hay un bus que te lleva por 15 Bath.

Frontera con Myanmar

Otras publicaciones sobre Tailandia que te pueden interesar

[divider]

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro viaje Tailandia

28 Respuestas a “Tour de un día en Chiang Rai”

Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar
      Avatar
        Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar
      Avatar
        Avatar
      Avatar
        Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar
      Avatar
        Avatar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter

Regístrate para recibir todas las novedades de La Gaveta Voladora