domingo , 19 noviembre 2017
Khajuraho

Templos del Kamasutra en Khajuraho, un recorrido erótico

Pongámonos en situación. El día anterior habíamos tenido el “pequeño” incidente de tratar de visitar el Taj Mahal un viernes olvidando que ese día el mausoleo está completamente cerrado. Los viernes en Agra son nuestros amados domingos. El día de descanso. Apuntad a fuego: El Taj Mahal cierra los viernes. Tuvimos que quedarnos un día más en Agra para poder así ver el Taj Mahal al día siguiente. Ello nos obligó a suspender la visita a la ciudad de Orccha y a desplazarnos desde Agra, la ciudad del Taj Mahal, a Khajuraho, la ciudad de los Templos del Kamasutra.

Mapa Agra a Khajuraho

Así pues, tras visitar una de las grandes mecas viajeras de este planeta y cuando ya el sol comenzaba a apretar, partimos directamente hacia Khajuraho para al día siguiente visitar los Templos del Kamasutra. A esas alturas del viaje no estábamos para muchas florituras. Acabábamos de visitar el Taj Mahal y ya presentíamos que cualquier visita a otro monumento nos iba a saber a poco. Aún así decidimos ir hasta Khajuraho a comprobar si valía o no la pena visitar los famosos templos del Kamasutra.

Vacas Sagradas India

Desde Agra a Khajuraho, del amor al erotismo

El trayecto desde Agra hacia Khajuraho no se presentaba como una travesía corta y placentera para qué mentir. Debíamos recorrer algo más de 400 kilómetros de carretera (por suerte eran en coche) que, traducido en horas, eran alrededor de 7. Si todo iba bien. El factor sorpresa en India puede presentarse en forma de atascos, inundaciones, vacas atravesadas en la carretera, … Hay que quitarse el reloj y olvidarse del tiempo, lo que viene a ser lo mismo que dejarse llevar.

A las 9.30 de la mañana abandonamos ese gran monumento definido por el poeta indio Rabindranath Tagore como “una lágrima en la mejilla del tiempo“, el Taj Mahal. Nos acomodamos en nuestro coche y pusimos rumbo a la ciudad famosa por un grupo de templos considerados como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, Khajuraho. Patrimonios de la Humanidad hay muchos en el mundo, 1.007 según la página web de la UNESCO (junio 2015). Sin embargo, el motivo que hace a este grupo de templos únicos en el mundo es eso, único. Están repletos de escenas no aptas para menores. Poseen representaciones eróticas del Kamasutra.

Deseábamos llegar cuanto antes a la ciudad de los Templos del Kamasutra, no por los templos pues pensábamos visitarlos al día siguiente sino por tratar de acortar el día en carretera todo lo que fuera posible. Le comentamos a nuestro conductor Om que no deseábamos hacer paradas por el camino. Sólo las imprescindibles.

Carreteras India

La primera de ellas fue para tomar un té chai al poco de salir. Bueno, aceptable. El hombre necesitaba su dosis de teína matutina y nosotros respetamos las pausas culturales. La segunda fue para almorzar. Bueno, el conductor necesitaba almorzar. Nosotros llevábamos en el bolso algunos paquetes de galletas y de papas fritas porque en India nunca se sabe. Nos detuvimos en un pequeño bar de carretera repleto de trabajadores de obra. El conductor pidió un thali (plato típico de India compuesto por pan, vegetales, ensalada, arroz y lentejas). Al ver el aspecto del plato e intuir las condiciones higiénicas de la cocina tuvimos que optar por algo más seguro pero menos nutritivo, papas fritas y cocacola.

Tras el almuerzo emprendimos, sin más paradas, el trayecto hacia nuestro alojamiento en Khajuraho. A las 6 de la tarde llegamos al hotel reventaditos y con un hambre canina. En esta última etapa del viaje, almorzar o cenar fuera de los hoteles se convirtió en un problema. Ningún lugar nos daba la tranquilidad suficiente para sentarnos. En muchas ocasiones la oferta de lugares en los que confiáramos a la hora de comer era nula. Era la última etapa del periplo por India y no queríamos tener que parar por diarreas o similares. Las jornadas en coche eran algo intensas y lo que menos queríamos era pasarlas sufriendo dolores estomacales.

Dónde dormir en Khajuraho, alojamiento.

Llegamos de noche cerrada a nuestro hotel en Khajuraho, el Usha Bundela Hotel. Una vez entregados nuestros pasaportes preguntamos si tenía conexión WiFi (típico en nosotros) y nos informaron de que ese servicio era de pago. Preguntamos el precio y nos dijeron ¡150 rupias la hora! (2 euros) por aparato. Alucinamos. Decidimos no contratarlo. Dejamos las cosas en la habitación y preguntamos en recepción si había algún restaurante en los alrededores donde cenar. Nos dijeron que no, que la zona más cercana se encontraba a unos dos kilómetros del hotel.

No nos apetecía demasiado salir, tomar un transporte, cenar y volver de nuevo en rickschaw (transporte típico). Estábamos muy agotados y terriblemente hambrientos. Sólo queríamos comer e irnos a dormir. Así que nos dirigimos al restaurante del hotel. La carta era variada, con opciones occidentales de carne, pasta, pizza, etc. pero con precios también muy occidentales. Pagamos unas 1.500 rupias (20 euros) por dos platos de pasta, un pan con ajo y una botella de agua grande. Caro para tratarse de India pero era la única opción y además no habíamos almorzado. A las 10:30 de la noche caímos rendidos en la cama totalmente en desconexión con el mundo.

Usha Bundela, Khajuraho

Historia de los Templos del Kamasutra

Al día siguiente, ya con el 100% de nuestras fuerzas, nos aventuramos hacia el complejo de templos hinduistas que, como ya apuntábamos anteriormente, son patrimonio de la Humanidad por la UNESCO desde 1986. El conjunto de templos fue construido entre los años 900 y 1100 de forma sucesiva por cada uno de los descendientes de la Dinastía Chandela.

Tras la caída de esta dinastía en India, vino una época turbulenta de destrucción de la zona por parte de la ocupación mongola salvándose algunos de los templos al quedar ocultos en la selva. La población local huyó y los templos quedaron escondidos entre la maleza varios siglos (XIII y XVIII) como si de los Templos de Angkor próximos a Siem Reap (Camboya) se tratara, hasta que un ingeniero británico, de apellido Burt, los redescubrió al mundo en 1838.

Visita Templos Khajuraho

Existen tres complejos de templos en Khajuraho siendo los más importantes los conocidos como Templos del Oeste pues son los mejor conservados. De los otros dos grupos de templos (este y sur) comentan que se encuentran algo abandonados. Menos cuidados que los Templos del Oeste. Así que descartamos su visita pensando que con un grupo de templos eróticos era más que suficiente.

Los Templos del Kamasutra en India

La gran mayoría de los turistas que llegan a Khajuraho no lo hacen atraídos por la belleza del entorno, ni por la riqueza cultural e importancia histórica de esta parte de India. La gran mayoría de los turistas llegan, nosotros incluidos, atraídos por las figuras con posturas sexuales que aparecen talladas en algunos de los más de 20 templos que hay en Khajuraho (antiguamente eran más de 80). ¿Qué otra cosa si no es el sexo puede arrastrar a tanta gente a ver unos templos perdidos a medio camino de ninguna parte? Para sorpresa de muchos los grabados y tallas de connotación sexual no aparecen en todos los templos de este complejo.

Khajuraho Templos

Precio para acceder a los templos de Khajuraho

Llegamos a la entrada del complejo de templos de Khajuraho sobre las 12 de la mañana. Sí, ese día no pensábamos madrugar pues no se presentaba demasiado largo. Nuestro itinerario solo incluía la visita a los templos y tomar, a las 6 de la tarde, un tren desde Satna a Varanasi (Benarés). Decidimos tomárnoslos con calma. Le pedimos a nuestro conductor que nos dejara dormir para reponernos un poco y pensando también que durante el trayecto en tren a Varanasi no pegaríamos ojo.

Abonamos en taquilla las 250 rupias (3,5 euros) por persona que cuesta el acceso a este grupo de Templos del Kamasutra. Afortunadamente la cámara estaba incluida en el precio, ¡por fin! pues en India el acceso a cada monumento es una sorpresa en lo que a precios se refiere.

Qué ver en Khajuraho

Templo Kandariya Mahadev

Pronto nos encontramos con un complejo de edificaciones muy bien cuidadas. Zonas ajardinadas y muy limpias. Afortunadamente, los interiores de los lugares históricos que hemos visitado en el norte del país, fuertes, palacios, templos, … han estado impecables. Nada que ver con lo que uno se encuentra cuando sale de los mismos. El templo más importante de este conjunto de Templos del Oeste es el Templo Kandariya Mahadev dedicado a Shiva. Su tamaño lo convierte en el protagonista pues sobresale sobre todos demás templos con sus casi 40 metros de altura.

Los templos del Kamasutra

Fotos e imágenes del Kamasutra

Sus detalles eróticos no dejan lugar a la imaginación. Son muy explícitos y están tallados minuciosamente y con gran detalle. Son todas esas figuras las que dotan de notoriedad y fama a los Templos de Khajuraho. Posturas inverosímiles de voluptuosas esculturas talladas en granito y piedra arenisca. Se explica que estas esculturas reflejan diferentes posiciones de libro del Kamasutra.

Detalles eroticos Khajuraho

Recorrimos el complejo de Templos del Kamasutra durante unas dos horas porque nos lo tomamos con mucha tranquilidad. Se pueden visitar en muchos menos minutos. La verdad es que tampoco nos sorprendieron demasiado. Están muy cuidados, son bonitos, su trabajo es exquisito y tienen la curiosidad de las escenas sexuales en algunos de ellos y ya está.

Mientras salíamos nos preguntábamos si de verdad había merecido la pena pasar tantas horas en coche el día anterior para recorrerlos. Estos pensamientos son sin duda producto del cansancio acumulado de todos los días anteriores, de las malas experiencias con las comidas y un poco con el calor. Un coctel molotov.

Templos Khajuraho India

Aprovechamos esas dos horas de visitas para tomar algunas fotos, grabar un pequeño video y disfrutar de la tranquilidad del complejo sentados a la sombra de un árbol. En uno de nuestros pequeños descansos un grupo de indios se acercó para charlar con Marcos contestando todas sus curiosas preguntas y pasando un ratito entrañable.

Sobre las dos de la tarde salimos de los Templos del Kamasutra y almorzamos en un restaurante llamado Casa Manolo que encontramos en los alrededores de estos templos. Al leer el nombre pensamos que igual nos sorprendería con algún plato típico de España (a estas alturas llevábamos 10 meses sin probar comida española) o que quizás su dueño fuera español pero no.

Su carta estaba repleta de platos indios y algún que otro plato occidental. Nos conformamos con unas pizzas que estaban bastante ricas. Allí nos reencontramos con nuestro conductor antes de partir en dirección hacia la ciudad Satna. Nuestro tren hacia Varanasi partía desde su estación. Nerviosos llegamos hasta su puerta ¡nuestra primera experiencia en un tren indio!

Vota esta publicación – [ratings]

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro de viajes India

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *