domingo , 19 noviembre 2017

Tana Toraja. Culto a los muertos en Sulawesi, Indonesia

Cuando, en 2013, dibujamos nuestro itinerario de tres semanas de viaje a Indonesia teníamos claro que la isla de Sulawesi debía formar parte de él. Esta isla posee una curiosa forma de “K” u “oso hormiguero” y se nos presentaba bastante enigmática, la región Tana Toraja cerca de Rantepao, la cultura a los muertos, sus funerales …

Mentiríamos si confesáramos que teníamos claro cuántos días dedicarle. Se trataba de una de las zonas del país menos masificadas por el turismo por lo que la información que encontramos era más bien escasa. No parecía una isla donde uno pudiera desplazarse de forma rápida ¡bienvenidos a Indonesia! y durante esas tres semanas queríamos además visitar las islas de Java y Bali.

Mapa Indonesia Viaje

Sulawesi, Indonesia, la tierra de los Tana Toraja

Así fue que buscamos el lugar que más nos interesaba de Sulawesi: Rantepao. ¿Por qué Rantepao? El pueblo en si no es gran cosa pero alredededor de él hay muchísimos lugares interesantes que visitar y la cultura de los Tana Toraja nos parecía realmente apasionante. Los que nos acercamos a esta región fundamentalmente lo hacemos por un motivo, asistir a una de sus típicas celebraciones, los funerales (que se festejan durante todo el año siendo el verano cuando más multitudinarios son).

Una velada durante la cual se sacrifican búfalos y cerdos. Sin embargo, una vez visitada la zona de los Toraja no es lo que más recordamos de ella porque hay mucho más qué ver en Rantepao. En esta publicación que realizamos tras llegar del viaje, hablamos sobre la cultura Tana Toraja. Hoy os contamos los lugares que visitamos durante los cuatro días (cinco noches) que pasamos en Rantepao.

Tana Toraja Sulawesi Indonesia

Región Tana Toraja, Sulawesi

Nos encontrábamos en la isla de Java por lo que para llegar a Sulawesi debimos tomar un vuelo desde Yogyakarta que nos dejó en la caótica y fea ciudad de Makassar que, además, es capital de Sulawesi. Tras hacer noche en la ciudad, aprovechando la amabilidad de nuestro anfitrión Dodo, tomamos un bus de nada menos que 10 horas hasta Rantepao en lo que fue un bonito pero largo trayecto. Esta ruta posee un buen transporte dado que no son pocos los turistas que llegan a esta región atraídos por sus numerosos encantos. Los buses eran bastante cómodos incluso algunos se anunciaban con WiFi abordo.

El bus nos dejó en el pueblo de Rantepao en la más absoluta oscuridad a las 7 y media de la tarde. No llevábamos reserva de hotel, así que en ese instante buscamos un lugar decente donde alojarnos durante las cinco noches que permaneceríamos en Rantepao. Nos hicieron un precio especial en uno de ellos, Indra Tana Toraja Hotel. Retomando nuestra llegada a Rantepao, una vez instalados en el hotel, cenamos y nos fuimos a descansar. Estábamos molidos.

Mapa Sulawesi

¿Qué ver en Rantepao?

◊ Día 1. Visita al pueblo de Rantepao

A la mañana siguiente, ya descansados e instalados entre los Tana Toraja, decidimos recorrer el pequeño pueblo de Rantepao. No habíamos visto absolutamente nada la noche anterior y teníamos curiosidad por descubrir la ciudad y comenzar a observar las particulares casas de la población Tara Toraja. Encontramos que, si bien Rantepao no posee muchos lugares interesantes, merece la pena dar un pequeño paseo. Nos acercamos a varias oficinas que anunciaban en sus carteles “Oficina de Turismo de Rantepao” sin llegar a dar con la oficial. Pues en todas ellas trataron de vendernos algún tour con conductor.

Solicitamos un pequeño mapa de los alrededores de Rantepao y regresamos al hotel a decidir si era más conveniente alquilar un coche o una moto para descubrir todos los lugares que habíamos marcado. Sobre las 15:30 hrs el monzón comenzó a pegar bien fuerte y la idea de la moto ya no resultó demasiado atractiva (las lluvias a esa hora fueron una constante durante nuestros días en Sulawesi). Posteriormente comprobamos que las carreteras en esta zona estaban en bastante mal estado para conducir en moto, muchísimas piedras y baches lo cual nos reafirmó en nuestra decisión inicial.

Pueblo Rantepao

Mapa de Rantepao

Seleccionamos aquellos lugares que nos interesaban visitar y acordamos invertir dos días en recorrer los alrededores de Rantepao. Por la tarde nos reunimos con un conductor que nos había recomendado Dodo durante nuestra estancia en su casa de Makassar. Tras un rato de negociación decidimos contratar sus servicios durante dos días. La primera jornada visitaríamos la zona sur de Rantepao (Londa, Lemo, Kambira …) y durante la segunda jornada la zona norte (Bori, Palawa, Deri, Batutumonga …). Acordamos un precio de 400.000 rupias (27 euros) por sus servicios como conductor durante 8 horas al día. ¡Ah, también le explicamos que queríamos asistir a un funeral!

Mapa Rantepao y alrededores

Ruta por los alrededores de Rantepao

◊ Día 2. Recorrido en coche (zona sur de Rantepao y funeral toraja)

La primera visita que realizamos durante el primer día de ruta en coche fue un funeral. Directos al grano. Nuestro conductor había preguntado el día anterior los lugares donde tendrían lugar los famosos funerales y como se celebran bastante temprano, fue lo primero que hicimos ese día en Rantepao. Dicho esto, parece ser que existe bastante secretismo en la ciudad de Rantepao sobre dónde y cuándo serán los funerales. De esta manera te lo ponen un poco más difícil para que no lo hagas por libre y acabes contratando un coche y conductor (a veces hasta te cuelan un guía).

Asistir a un funeral cuando uno está de vacaciones puede que no resulte un plan muy apetecible, sin embargo los funerales de los Tana Toraja son un tanto diferentes. Especialmente el segundo que realizan pues es más una celebración que un acto triste. Tras el fallecimiento se realiza un pequeño funeral familiar y, posteriormente, se debe reunir el dinero suficiente para comprar búfalos y cerdos. Estos animales son sacrificados el día del funeral y son el plato fuerte del almuerzo.

Funeral Rantepao

No sabíamos que nos íbamos a encontrar asistiendo a un funeral de estas características. ¿Podríamos soportar la matanza de búfalos y cerdos o tendríamos que apartar la vista y marcharnos? Asistimos con los nervios a flor de piel. El conductor se perdió con el coche en una zona de abundante vegetación y de repente se detuvo. Nos señaló una zona donde grupos de personas parecían agruparse y comenzamos a caminar. De forma repentina un grupo de jóvenes pasó a nuestro lado cargando un cerdo. Si, le llegaba su peculiar San Martín esa mañana.

Cuando nos acercamos a la zona de reunión, la familia del difunto nos dio la bienvenida (obviamente no éramos los primeros occidentales que asistíamos a este tipo de celebraciones). Le entregamos un cartón de cigarros al marido de la difunta (se aconseja llevar siempre un regalo y cigarros suele ser lo más adecuado) y nos invitó a sentarnos a su lado.

Un grupo de grandes casetas de madera estaban dispuestas alrededor de una zona abierta donde intuimos que tendría lugar la matanza de animales. Al rato de llegar, aproximadamente 10 minutos después, comenzaron a traer los búfalos y los cerdos. Cinco búfalos y cuatro cerdos. Un par de minutos después comenzaba el sangriento espectáculo.

Funeral Sulawesi Rantepao

Los cortes de los búfalos fueron directos a la garganta, cortes rápidos y limpios. Mientras el matarife les iba dando la “bendición” uno por uno a los búfalos, otro grupo los iba desollando los mismos para, posteriormente, asar su carne y servirla como almuerzo a los allí presentes. Aquello era una auténtica bacanal donde el vino era sustituido por la sangre.

El espectáculo fue un poco grotesco como se puede observar en las imágenes (hemos censurado las más desagradables). Al fin y al cabo es una matanza como podemos presenciar en otras partes del mundo. Cierto es que el funeral al que nosotros asistimos fue sencillo. No hubieron bailes, ni celebraciones. Probablemente se trataba de una familia modesta. Tras la matanza los cuernos de los búfalos son expuestos delante de sus pintorescas casas.

Los “tau-tau” de Lemo

Tras el funeral, y con el estómago un poco revuelto, comenzamos con las visitas culturales en la zona de los Tana Toraja. Nos dirigimos primero hacia Lemo. Lemo es un lugar de enterramiento con ataúdes situados en cuevas excavadas en la roca. Estos orificios se encuentran custodiados por pequeños balcones donde se colocan figuras de piedra o madera llamadas “tau-tau” con los rasgos físicos de la persona fallecida. Que coloquen un muñeco por fuera de tu tumba con tu aspecto físico es algo, cuanto menos, curioso. No detuvimos un rato admirando los reales rasgos de algunos “tau-tau“.

Lemo Rantepao

En la zona de Lemo encontramos unos paisajes realmente bonitos compuestos por numerosos arrozales. Durante la visita aprovechamos para caminar entre ellos y disfrutar de la abundante vegetación de esta isla de Indonesia. Estábamos solos en la zona y la mañana era agradable a más no poder. Una vez de vuelta al coche pusimos rumbo a Kambira.

Tumbas de bebés en Kambira

Los Tana Toraja además de realizar dos funerales, ser cristianos y tallar los “tau-tau” tienen la creencia de devolver a la naturaleza todo lo que de ella procede. Por ello aquellos bebés que fallecen antes de que les salga el primer diente son enterrados en el interior de un árbol. De esta manera ellos creen que regresan de nuevo a la madre naturaleza. Un lugar donde observamos un árbol usado para este tipo de enterramientos es Kambira. En el se han cavado numerosos nichos para colocar a los bebés.

Kambira enterramiento bebes

Cuevas funerales de Londa

Otra zona de la región Tana Toraja en la que se observan enterramientos en roca donde podemos observar los “tau-tau” es en Londa. En este punto parece que todo ha sido colocado para sacar escalofriantes fotos pues la hilera de cadaveras al incio de la cueva no parece que haya acabado ahí de manera fortuita. Llegamos a Londa tras visitar el árbol de bebés de Kambira.

Londa Sulawesi

Fue la última visita que realizamos ese día ya que tras el almuerzo regresamos al hotel para descansar el resto de la tarde y cenar.

◊ Día 3. Recorrido en coche (zona norte de Rantepao)

El pueblo de Palawa

Al día siguiente quedamos bastante tempranito para comenzar a recorrer la zona norte de Rantepao. El primer destino fue el poblado de Palawa. Si hay algo que distingue a la población Toraja son sus curiosas casas con forma de barco invertido llamadas “tongkonans“. Estas casas representan los barcos en los que los primeros pobladores llegaron a Sulawesi. Uno de los pueblos más llamativos que visitamos para observar estas construcciones fue Palawa.

Region Tana Toraja

Estas construcciones las vas observando durante todo el recorrido por la zona. En estos poblados hay que pagar pero existen otros muchos gratuitos. El día anterior habíamos fotografiado y recorrido algunos gratis puesto que la población Toraje realmente vive en este tipo de construcciones. Continuamente vas cruzando pequeños pueblos y las observas. De ahí que cuando el conductor nos comentó el visitar otros lugares del tipo de Palawa (como Kete Kesu), con necesidad de abonar una entrada, le dijimos que no era necesario.

Piedras megalíticas en Bori

Tras recorrer Palawa pusimos rumbo a Bori, una zona repleta de piedras megalíticas que hacen las veces de lápidas. Algunas de ellas medían entre tres y cinco metros de altitud resultando realmente impresionantes. En esa misma zona también observamos enterramientos en enormes rocas, algunos un tanto tenebrosos pues en el exterior se apilaban calaveras y numerosos huesos. Encontramos también en los alrededores algunos graneros con la misma forma que las casas tradicionales pero de menor tamaño que reciben el nombre de alan.

Bori Sulawesi

Los arrozales de Deri

Los alrededores de Rantepao, además de servir para descubrir las apasionantes singularidades de la cultura de los Tana Toraja posee unos paisajes que quitan el hipo. Una de las vistas más bellas la obtuvimos desde Deri, famosa por la panorámica de arrozales que desde ella se obtiene. Enormes planicies dispuestas en escalones de un verde intenso se pierden entre la abundante vegetación. Al pasar en coche por esta zona la parada fotográfica fue totalmente obligatoria.

Arrozales Deri Sulawesi

Maravillosa fue también la panorámica desde Batutumonga, un mirador situado en lo alto de las montañas desde el cual se puede observar el pequeño pueblo de Rantepao en la distancia. Aprovechamos esta parada para almorzar en su restaurante pues eran ya casi las dos y media de la tarde. Tras la comilona, regresamos de nuevo a Rantepao.

Batutumonga Sulawesi

◊ Día 4. Descanso

Nuestro cuarto y último día en Rantepao lo dedicamos a descansar de la cultura Tana Toraja. Como suele pasar en estos viajes, vas enganchando horas y horas de transporte. Ves cosas nuevas cada día y experimentas tanto que apenas tienes tiempo de digerir tanta información por lo que decidimos tomarnos el día libre y visitar la piscina de uno de los hoteles de los alrededores de Rantepao. Allí nos relajamos unas horas (y nos quemamos también) pues al día siguiente teníamos la vuelta en bus a Makassar y posterior vuelo a la isla de Bali donde seguimos el viaje.

Datos prácticos sobre la región Tana Toraja:

– Las entradas a Lemo, Londa, Kambira … cuestan entre 20.000 y 30.000 rupias por persona (1,5 – 2 euros).

– Alquilar una moto en Rantepao cuesta unas 60.000 rupias por día.

– La oficina de información turística de Rantepao se encuentra justo junto al hospital y a la entrada del pueblo.

– Pinchando aquí accederás a información adicional sobre nuestros días en Rantepao.

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro Viaje barato Indonesia

2 Comentarios

  1. Sarita (Gastando Suela)

    ¡Parece que todo sea el decorado de una película! Muy bonito todo, fotos e historias. Lo que más me ha gustado han sido las casas en forma de barco. Me apunto el lugar 😉

    ¡Saludos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *