sábado , 25 noviembre 2017

Lily Cup

Recientemente hemos tratado en el blog ciertos temas que preocupan a las mujeres cuando inician un viaje largo por el mundo. Entre los temas comentados está el de la menstruación y el uso de la copa menstrual como solución más ligera. En este post te comentaremos algunas de las ventajas y bondades de la conocida como Lily Cup o copa menstrual.

La Copa Menstrual o Lily Cup

Hace unos años me intrigaba saber cómo solucionaban el tema de la menstruación las mujeres que viajan durante varios meses. No estaba segura si llevaban la cantidad de tampones y compresas que necesitaban según la duración del viaje o si iban comprando lo necesario por el camino. Entendía que ir comprando lo necesario según avanzaba el viaje era lo lógico atendiendo a temas de espacio y peso pero ¿se pueden conseguir estos productos en todos los países del mundo? Preguntando un poco por aquí y por allá me hablaron de la copa menstrual como solución y respuesta a ésta gran interrogación que tenía metidita en mi cabeza. Comenzaban a llegarme noticias de la llamada Lily Cup.

Como muchas sabéis la copa menstrual es una nueva alternativa a los tampones y compresas que introduciéndola en la vagina, recoge el flujo menstrual, en lugar de absorberlo. Existen diferentes marcas que comercializan este tipo de productos, entre ellas Intimina, un laboratorio sueco con distribución en España y cincuenta otros países que ha desarrollado una gama de productos en beneficio de la salud íntima femenina. Dentro de estos productos se encuentra la Lily Cup™, una copa menstrual que llevo utilizando desde hace aproximadamente un año y que no faltará en mi maleta cuando iniciemos nuestro viaje alrededor del mundo el próximo enero. No es un producto que utilicen muchas mujeres y en algunas farmacias no habían oído hablar de ella. La verdad que ha sido todo un descubrimiento ya que son varias sus ventajas, no sólo en viajes de larga duración sino para su uso en el día a día.

Copa Menstrual Lily Cup

Su colocación, se hace de forma sencilla. Es como colocar un tampón. Al tratarse de un producto muy flexible, puedes plegarla verticalmente por la mitad (en forma de “C”) e introducirla. Al ser suave y fina, su colocación es sencilla, pues se desliza fácilmente permitiendo que se la coloques donde no puedas notarla. Igual que con los tampones. Pasadas hasta 12 horas, depende de cada mujer y lo vas descubriendo con el uso, procedes a su extracción. Ésta requiere de una pequeña presión en su base inferior para sacarla y romper el vacío que ejerce en las paredes de la vagina. Gracias a su solapa anti-desbordamiento,  no hay escapes. En mi opinión, al igual que con el uso de los primeros tampones, requiere un poco de práctica nada más.

Que la Lily Cup sea un producto de fácil colocación es totalmente necesario pero además la copa menstrual tiene otros puntos a favor. Desde el punto de vista higiénico, para las que nos gusta más utilizar tampones que compresas es un gran invento. Sobre todo porque dicen que utilizar tampones en exceso puede dar problemas de salud en el futuro (la mayoría de los tampones y compresas están realizados con componentes químicos como la viscosa, el plástico y el rayón. y pierde consistencia cuando el tampón está mojado, lo que puede provocar que al retirarlo, queden restos de fibras de rayón en las paredes vaginales provocando sequedad e irritación), así que un problema menos. Desde el punto de vista económico supone un ahorro desde el primer año de su adquisición. Su precio equivale a la compra de 3-4 meses de compresas y tampones. Y desde el punto de vista medio ambiental, protegemos un poco el planeta creando y desechando menos productos sanitarios. Utilizamos un promedio de 11.000 productos sanitarios desechables en el transcurso de nuestra vida. Más de 7 mil millones de tampones se tiran al vertedero cada año (más otros 13 mil millones de compresas sanitarias). Utilizando una copa vaginal contribuimos a cambiar un poco esta situación.

Copa Menstrual Lily Cup

La Lily Cup es un producto reutilizable que requiere de un lavado en cada uso y desinfectarla (con un un limpiador de accesorios o a través de un hervido) antes de cada ciclo menstrual. Esta copa puede conseguirse en dos tamaños, Lily Cup™A (si no has dado a luz, lo has hecho por cesárea o tu flujo es medio-ligero) y la Lily Cup™B (si has dado a luz de forma natural, tienes un suelo pélvico débil o tu flujo menstrual es medio-abundante). Al ser pequeñita es fácil de llevar, ocupa muy poquito. Está fabricada en silicona de grado médico y proporciona una protección duradera ya que puedes utilizarla hasta 12 horas sin necesidad de cambio.

Además de la copa menstrual o Lily Cup, Intimina ha creado otros productos relacionados con la higiene femenina como el limpiador de accesorios femeninos y el hidratante femenino. Sin embargo, también posee otro tipo de productos como un masajeador para parejas, ejercitadores Kegel, etc.

* Contenido publicitario

12 Comentarios

  1. Qué curioso, no lo conocía. Lástima que no tengo twitter, preguntaré en las farmacias.

  2. Un gran invento!! Tengo muchas ganas de probarla! Ya iba siendo hora de que alguien pensase en nosotras y en nuestras necesidades reales y ofreciera algo realmente útil para “esos días”, sobretodo cuando estamos lejos de casa.

    Saludos,

    Mónica

  3. me encantaría probarla! llevo años usando tampones y creo que es la evolucion perfecta para las mujeres que nos preocupamos por nuestra salud e higiene y ademas poder colaborar con el medioambiente 😀
    salu2,;)

    • Hola Mamen!! Si, a parte de velar por nuestra salud, higiene y economía también colaboramos con el planeta. Desechamos de media unos 11.000 productos sanitarios por persona!! Una barbaridad.
      Mucha suerte en el concurso!! 🙂 Un besote

  4. Muy bien el Post¡¡¡¡ A ver si me toca que me hace ilusión. jajaja.

  5. Como futura viajera de larga duración, ¡estoy deseando probar a ver si me va bien! así me olvidaría de la búsqueda de tampones por sitios remotos del mundo 🙂
    ¡A ver si hay suerte!
    Gracias por el sorteo.
    Claudia

    • jejeje No lo he hecho pero tiene que ser curioso ir por Asia por ejemplo, entrar en una media “farmacia” y preguntar por tampones o compresas. Si ya no hablan inglés y hay que hacerlo con mímica el show está asegurado! Mucha suerte en el sorteo y gracias por pasarte por el blog Claudia!! Un beso

  6. Yo desde que la descubrí soy adicta!! jejeje. Un gran invento!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *