viernes , 17 noviembre 2017

Qué ver en Buenos Aires

Cuando le comenté a mi amiga argentina Daniela que en nuestra Vuelta al Mundo visitaríamos su país no dudó en contactar con su mejor amiga porteña “te voy a poner en contacto con Nati, es la chica más buena onda que conozco y te va a mostrar qué ver en Buenos Aires”.

No se equivocaba. Nati nos recibió con los brazos abiertos en su ciudad dispuesta a mostrarnos lo mejor de Buenos Aires y, por segunda vez en apenas una semana, este viaje nos mostró la gran generosidad de muchas personas que, sin conocerte de nada, te abren también las puertas de su casa. ¡Bienvenidos!

Cena en Palermo

Qué ver en Buenos Aires

A finales de enero llegamos a la ciudad de la Santísima Trinidad y Puerto de Santa María de los Buenos Aires (concretamente desde Santiago de Chile) aterrizamos en el aeropuerto Ministro Pistarini de Ezeiza, uno de los dos aeropuertos con los que cuenta esta gran, grandísima, ciudad de corte europeo.

Tras dejar las cosas en casa de Nati y aprovechando que no trabajaba, salimos con ella y Facu, su pareja, a recorrer la ciudad en coche y así orientarnos un poco para en los siguientes días decidir qué ver en Buenos Aires por nosotros mismos. Todo amabilidad y generosidad con dos, hasta ese momento, conocidos sólo virtualmente.

Fernet - Cola

Así, en nuestra primera tarde realizamos un completo City Tour con la mejor de las guías. Comenzamos por la inmensa Avenida 9 Julio, hasta hace poco la más ancha del mundo, o bueno, del universo enteeeeero que dirían los porteños. A continuación, nos acercamos a la conocida Plaza de Mayo, corazón de grandes concentraciones populares y escenario de importantes episodios históricos: primer paso hacia la independencia en 1810, jura pública de la constitución en 1860 y explosión popular del peronismo en 1945.

En medio de la plaza se sitúa la Pirámide de Mayo y pintados en el suelo los pañuelos de las Madres de Mayo que recuerdan los reclamos por sus hijos desaparecidos durante la dictadura militar de 1976 a 1983. Alrededor de la plaza observamos la también famosa Casa Rosada (la sede de la Presidencia de la Nación), así como la Catedral Metropolitana, el Cabildo (autoridad máxima de la ciudad desde 1580 a 1821), el Banco argentino y el Museo Bicentenario. Aparcamos por esa zona y caminando nos acercamos a el antiguo barrio de San Telmo.

Casa Rosada

• Recorrer San Telmo durante un domingo

Era domingo, el día perfecto para pasear por San Telmo recorriendo sus puestos de artesanía y antigüedades. Muy a lo Notting Hill, en Londres. Allí probamos nuestra primera picada. Un plato argentino con trozos de queso de distintos tipos, chorizo, jamón, aceitunas, … riquísimo! Y además hicimos nuestro primer cambio “blue. Y es que Argentina es un país que baila también al son del dólar, no sólo del tango.

Desde el año 2012 existen dos tipos de cambio. Uno oficial que está alrededor de 8 pesos por dólar y un cambio paralelo y no oficial que llaman “blue” donde el dólar fluctúa entre los 10 y 13 pesos (enero 2014). A los argentinos durante muchos años se les prohibió comprar otras divisas distintas al peso. La única forma que tienen de comprar más divisas es en el mercado “blue”, siempre superior al oficial.

Qué ver en buenos Aires

Paseando por San Telmo, y entre puestos de todo tipo de artesanía, encontramos la famosa escultura de Mafalda sentada en un banquito (uno de los imprescindibles qué ver en Buenos Aires), disfrutamos de un rico helado y volvimos al coche para acercarnos al nuevo y lujoso barrio de Puerto Madero, la zona más moderna de la ciudad. Una área muy vertical y ganada al mar donde edificios de cristal se proyectan hacia el cielo y pequeños veleros esperan en el río de la Plata a ser sacados a pasear. Acabamos esa tarde en el barrio de la Recoleta y allí tomamos nuestro primer mate, yerba mate verde bien calentita.

Sin embargo, nuestro primer contacto con la ciudad de Buenos Aires no fue de amor a primera vista. Nuestra relación con la ciudad fue como la de esos amantes que tardan un tiempo en conocerse para, solo con el tiempo, acabar enamorados el uno del otro. La urbe nos fue cautivando poco a poco, más y más a medida que los días fueron pasando. Probablemente porque no llegamos preparados para el cambio, no el de las divisas ya que para ese teníamos dólares americanos sino para el cambio de aires.

Veníamos de pasar cinco días en uno de los lugares más tranquilos del planeta, Rapa Nui, y llegar a Buenos Aires fue como sentarnos a hacer un examen para el que no habíamos estudiado. No sabíamos por donde empezar pese a tener una ligera idea de lo que iba el temario.

Mate en Argentina

• Realizar un Free Walking Tour

Buenos Aires es de las ciudades más grandes que hemos visitado. Recorrerla andando te pone en forma para cualquier carrera y te obliga a pone los pies en alto cuando llegas a casa. Micro-ciudades dentro de una gran ciudad. Descomunal, agotador. Aprovechamos una de las tardes para realizar uno de esos Free Walking Tours que tanto nos gustan.

En esta ocasión partimos desde el edifico del Congreso hasta la Plaza de Mayo recorriendo la Avenida de Mayo. En esa zona, hoteles y teatros le dan aún el tono hispano que inspiró la creación de esta avenida. Ahí encontramos el conocido Palacio Barolo cuyas formas sinuosas y originales todavía sorprenden, un edificio construido para conquistar el cielo ya que superaba cuatro veces la altura máxima de los edificios construidos en la avenida.

Homenaje a Evita

La ciudad es como un gran museo al aire libre donde cada sala es un gran barrio. Abres la puerta y no sabes qué te vas a encontrar, es una caja de sorpresas. Barrio de la Recoleta, la Boca, Palermo, Puerto Madero, San Telmo … transitando por sus calles te transportas a Madrid e incluso a Paris. Edificios antiguos que te llevan a Europa y te traen de vuelta cuando un policía te aconseja “la mochila, para adelante”. De nuevo el halo de inseguridad que acompaña a muchas ciudades en Sudamérica.

Paseas por la peatonal calle Florida casi dejándote llevar por un poder consumista muy norteamericano cuando de repente alguien casi te grita en la oreja “cambio, cambio”, “change, change”, “dólar, euro, real” y te devuelve a Buenos Aires y a su cambio “blue“.

La Boca

Su metro, aquí llamado subte, es uno de los más baratos que conocemos 3,50 pesos un viaje (0,25 euros) y uno de los que más nos hemos confundido para llegar a una determinada estación. Entras a la Catedral metropolitana y sale una señora buscando un policía porque le han sustraído su cámara de fotos ¡en la misma catedral! Recorres el barrio de Palermo en la noche y su ambiente de cañitas y terrazas al aire libre te atrapa pero te acercas a la misma hora al colorido barrio de la Boca y decides que es mejor no bajar del coche, y ni dentro te sientes seguro.

Buenos Aires es una ciudad de grandes contrastes, un lugar que amas y odias a partes iguales.

Picada en Buenos Aires

Tal y como nos sucedió con Santiago de Chile, cuanto tu cuerpo comienza a amoldarse a una nueva ciudad y tu mente consigue adaptarse, toca partir. Ponemos rumbo ahora al sur del país, muy al sur. Guardamos la ropa de verano y sacamos el abrigo, nos vamos a la Patagonia argentina!!

Dos palabras en nuestra mente … ¡Peritooooo Morenoooo!

Datos prácticos sobre Buenos Aires:

– Buenos Aires posee 2 aeropuertos, Ministro Pistarini de Ezeiza y Aeroparque Jorge Newbery, siendo este último el más cercano a la ciudad. Consulta precios de traslados desde/hacia los aeropuertos aquí.

– Todos los domingos el barrio de San Telmo ofrece un inmenso mercadillo al aire libre que alegra esta parte de la ciudad.

– La seguridad es un tema aparte. Conviene andar con precaución pero sin obsesionarse. Estar alerta a bolsos, mochilas y bolsillos. Evitar ciertas zonas de la ciudad tras la caída del sol (la Boca, San Telmo, Once). Dejar grandes cantidades de dinero en el hotel y salir con lo justo así como documentos personales.

– Si prefieres contratar un tour para recorrer la ciudad te recomendamos los que se ofrecen aquí.

Recuerda que puedes seguir viajando con nosotros pinchando en el índice de la Vuelta al Mundo

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro de viaje Argentina

6 Comentarios

  1. Un Buenos Aires muy distinto al que nos encontramos nosotros al principio de nuestro viaje… Llegamos en plena semana santa que enlazaba con el día de las Malvinas y no había nadie por la calle, ni gente ni coches. Por no haber, ni los arbolitos estaban porque no les quedaban pesos que dar al estar los bancos cerrados durante cinco días…
    Como decís, Buenos Aires te atrapa y cada vez de una forma distinta 🙂

  2. Hola, me hgusta vuestro blog bastante
    una cosa, donde os comisteis esa picada en san telmo?
    Un saludo y gracias
    Pedro

    • Hola Pedro,

      Gracia por pasarte por aquí y animarte a dejarnos un comentario. La monumental picada esa la degustamos justo donde está la figura de Mafalda, pues a su derecha cruzando la calle. No recordamos el nombre pero hace esquina 🙂

      Un abrazo!

  3. Mónica Alicia Fernandez

    Muy buen relato sobre q hacer en mi querida, amada y entrañable Ciudad de Buenis Aires.
    El Maestro Piazzola lo dice en su tango, ‘Buenos Aires tiene ese no se q…viste?’. He pasado casi toda mi vida allí t x momentos la amas y en otros la odias. Porque es un ritmo muy loco q tiene.
    Ahora q estoy a casi 10 mil km la echo mucho de menos. Me falta su propuesta cultural muy amplia. El Colón, el Teatro Gral.San Martín. Los teatros de títeres en sus plazas y parques los domingos, las Ferias artesanales.Sentarte en un café como El Tortoni o La Perla en Once.
    Los viajeros q la visiten no se van a aburrir. Si son españoles les va parecer q están en Madrid por momentos.
    Gracias por las palabras lindas hacia mi ciudad.

    • Hola Mónica,

      Gracias por animarte a dejarnos un comentario en el blog. Realmente, nuestros amigos de Buenos Aires hicieron que la visita a la ciudad fuera mucho mejor que si lo hubiéramos hecho solos además de que, Buenos Aires, es una ciudad impresionante y llena de vida a la que esperamos volver pronto … y también a Argentina que nos quedó mucho por visitar!

      Un saludo desde las Islas Canarias!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *