miércoles , 22 noviembre 2017

Mar Muerto, características e imágenes de sus aguas

Partimos desde la turística ciudad de Áqaba a orillas del Mar Rojo en busca de otras aguas mucho más salinas y ricas en propiedades terapéuticas para, como hacía Cleopatra, darnos un baño al aire libre y rejuvenecernos con sus lodos. Recorrimos unos 220 kilómetros de terrenos prácticamente desérticos antes de detenernos en un pequeño mirador improvisado y disfrutar de la fantástica panorámica de uno de los lugares más conocidos de Oriente Próximo, el Mar Muerto.

Entre sus numerosas características está su alta salinidad (33%). Esta cantidad provoca la ausencia de vida en sus aguas, sin embargo fuera de ellas encontramos muchos curiosos (pocos jóvenes lo cual podría indicarnos que buscaban la juventud eterna como en la película Cocoon) que, como nosotros, desean comprobar la sensación de no poder sumergirte en él.

Mar Muerto

La primera imagen del Mar Muerto fue impresionante pues a primera vista parece un gran lago flanqueado por elevadas montañas. Y es que el Mar Muerto es un lago endorreico, es decir, evapora en su superficie todo el agua que recolecta principalmente del río Jordán y, debido a su gran extensión (80 kilómetros de largo y 16 kilómetros de ancho), recibe la denominación de “mar“.

Tras la pequeña parada pusimos rumbo a la pequeña pero extensa ciudad del Mar Muerto, un lugar formado principalmente por hoteles de alto nivel adquisitivo, difícil encontrar un lugar con menos de cuatro o cinco estrellas (con precios que rondan los 110 euros la noche). Los hoteles se disponen de forma longitudinal a orillas del Mar Muerto ofreciendo el uso de playas privadas a todos aquellos que quieran disfrutar de un baño de agua hipersalina y lodos a una altitud de -417 metros.

Alojamiento en el Mar Muerto

Llegamos desde Aqaba a la hora del almuerzo y encontramos varios restaurantes situados en el interior de un nuevo centro comercial construido entre hoteles. A continuación nos dirigimos al hotel Crown Plaza Jordan Dead Sea, un magnífico hotel de cinco estrellas cuyas habitaciones se encuentran repartidas en diferentes edificios dispuestos alrededor de varias piscinas. Teníamos únicamente la tarde de ese día para disfrutar del Mar Muerto, así que dejamos las cosas de la habitación y pusimos rumbo a su playa privada.

Alojamiento Mar Muerto

No queríamos perder ni un segundo. Las aguas del Mar Muerto contienen unos 21 minerales diferentes y su barro negro posee propiedades terapéuticas conocidas incluso por el Rey Salomón y la Reina de Saba (siglo X a.C.), así como por Cleopatra quién enriqueció su cuerpo con el barro del Mar Muerto.

Bañarse en el Mar Muerto

El hotel Crown Plaza, al igual que muchos de los hoteles situados a las orillas del Mar Muerto, cuenta con una pequeña playa privada de uso libre y gratuito siempre que seas cliente del hotel. Plano en mano, pues el hotel es inmenso, buscamos el camino para descender a la playa. A medida que nos acercábamos fuimos observando a lo lejos un grupo de personas tomando el sol, otro untándose en el lodo y un tercero disfrutando de un baño.

Dejamos las toallas en un pequeño banco pues todas las hamacas se encontraban ocupadas y comenzamos con el ritual a seguir cuando se llega al Mar Muerto. Primero hay que remojarse en el mar durante algunos minutos, no se recomienda estar más de 10 minutos seguidos, experimentando sensaciones y teniendo especial precaución con los ojos pues el contacto de una pequeña gota puede llegar a escocer bastante.

Imagen Mar Muerto

La sensaciones de bañarse en el Mar Muerto son muy curiosas. Sientes que una enorme fuerza te empuja desde el fondo del mar hacia la superficie. Intentas luchar contra ella pero es imposible. Una vez logras hundirte un poco vuelves a salir como si tu cuerpo se hubiera convertido en una enorme colchoneta repleta de aire. Al salir del agua el cuerpo queda impregnado de un agua aceitosa que al secar al aire deja enormes marcas de sal sobre la piel a modo de tatuaje. Terminado el primer baño, el siguiente paso es cubrirse con lodo negro extraído del mar.

Fotos Mar Muerto

Próxima a la orilla, encontramos en el interior de una pequeña pila el lodo procedente del Mar Muerto. Con él debes recubrir cuidadosamente cada centímetro del cuerpo hasta acabar como un malteser. A continuación hay que sentarse al sol y dejar que se seque durante unos 15 minutos para que así hagan efecto sus propiedades terapéuticas de antienvejecimiento, regenerador celular, contra el reuma, la dermatitis, la artrosis, psoriasis, etc.

Pasados los 15 minutos hay que aclarar el lodo disfrutando de nuevo de las aguas del Mar Muerto. Para evitar quedarnos de nuevo con la sensación grasienta del agua del mar, nos enjuagamos utilizando las duchas dispuestas también a orillas del mar. Terminamos el día de la mejor forma posible, disfrutando de un bellísimo atardecer en la playa del mar. Minutos después de que se ocultar el sol y justo frente a nosotros comenzó a iluminarse la ciudad de Jericó.

Atardecer Mar Muerto

Aquí nuestra experiencia en el Mar Muerto durante nuestra visita a Jordania.

Datos prácticos para visitar el Mar Muerto:

– Es complicado encontrar alojamiento por menos de 100 euros a orillas del Mar Muerto. Una opción es visitarlo durante la mañana y hacer noche en otra ciudad. Alojarse por ejemplo en Ammán o Salt e ir y volver el mismo día.

Vota esta publicación – [ratings]

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro Viaje Jordania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *