Jueves , 27 Abril 2017
Paradise beach en Bantayan

Paradise beach, la mejor playa de Bantayan

Si nos permites la licencia iremos al grano, la mejor playa de Bantayan es Paradise beach, de eso no hay duda a pesar de que unos u otros digan que Sugar beach o Kota beach son mejores. No vamos a negarlo, ambas son bonitas pero tampoco es menos cierto que esperábamos otra cosa.

Habíamos oído hablar de un diminuto rincón en la isla de Bantayan poco frecuentado por turistas y locales del que quizás no deberíamos desvelar su nombre para que se mantenga así, cuidado, solitario y totalmente paradisiaco … Paradise beach fue todo un descubrimiento durante nuestro viaje a Filipinas.

Paradise beach en Filipinas

La isla de Bantayan

Los días previos a nuestra llegada a la isla de Bantayan los habíamos pasado en la vecina Bohol entre visitas a las Chocolate Hills o nadando con tortugas en Balicasag. Sin embargo, esta nueva isla nos tenía preparado algo simple y nuevo a la vez, el contacto con la gente local.

Bantayan, y especialmente el pueblo de Santa Fe, fue un lugar que nos conquistó a los pocos minutos de haber puesto pie en ella. Un breve paseo en triciclo desde el puerto donde nos dejó el barco hasta el corazón de Santa Fe fue lo que necesitamos para sentir que estábamos en uno de esos lugares donde la felicidad de las personas que allí habitan provocan que quieras quedarte y descubrir por qué sonríen tanto.

Santa Fe, Bantayan

La isla de Bantayan conquista por su gente, por el verdor de sus ordenadas calles, por las risas de sus niños cuando salen del colegio a solo 4 pasos de la playa o por el buen ambiente en general que se respira.

Debe ser difícil concentrarse cuando miras por la ventana y solo ves palmeras, arena fina y unas aguas cristalinas e infinitas. Igual de difícil es llegar y saber que tus días allí están contados así que debes aprovecharlos y empaparte todo lo que puedas de este lugar.

Pueblo Santa Fe

Las playas de Santa Fe

Bantayan es una isla situada al norte de Cebú, a una hora en ferry desde el puerto de Hagnaya. Una isla poco turística (por ahora) donde, aparte de sus playas, pocos más atractivos turísticos encontramos. Kota beach y Sugar beach son las playas principales de la isla y están situadas en el pueblo de Santa Fe.

Pero seremos sinceros, las playas de Santa Fe no llegaron a convencernos a pesar de ser muy fotogénicas. De eso no cabe duda. Unos nos habían dicho que Sugar beach era la mejor playa de Bantayan mientras que otros nos decía que no, que Kota beach era lo más. ¿A quién creer?

Kota Beach

Kota y Sugar beach guardan un pequeño secreto que descubrimos tras varios días completos en la pequeña isla. Ambas playas con marea baja resultan estar algo lejos de lo que podríamos considerar lugares paradisiacos.

Las mareas son muy largas y quince metros de playa marcan la diferencia entre marea alta y marea baja, entre una buena playa y una mala elección. Con la marea baja todo sale a relucir, especialmente la basura. 

Sugar beach Bantayan

En busca del paraíso, Paradise beach

Durante nuestro recorrido en moto por la isla de Bantayan (fuimos buscando un cajero pues en Santa Fe no hay) no encontramos ninguna playa que llegara a llamar nuestra atención. Esa misma noche, mientras le contábamos a nuestra casera el periplo en moto que habíamos completado nos recomendó acercarnos a un lugar cercano conocido como Paradise beach. Según ella era la mejor playa de Bantayan.

¿Cómo llegar a Paradise beach?

Al día siguiente y viendo que el sol lucía con todo su esplendor alquilamos dos bicicletas y pusimos rumbo hacia la, desde entonces denominada como, la mejor playa en Bantayan. Su nombre, Paradise beach.

Comenzamos a pedalear en dirección a la cueva de Octong, situada en el extremo oeste del pueblo de Santa Fe y, una vez llegamos, continuamos por el único camino que se abría frente a nosotros. Parecía no tener pérdida. De repente un edificio abandonado apareció a nuestra izquierda.

Bantayan island

Curiosos nos acercamos y descubrimos tras él a un grupo de niños saltando desde el acantilado a las aguas más cristalinas que jamás habíamos observado. Una imagen de postal donde a lo lejos lucían las playas de Sugar beach y Kota beach totalmente resplandecientes.

Sacamos la cámara para grabarlos y comenzó el espectáculo. El acantilado se abría al mar en forma de trampolín y todos querían enseñarnos sus dotes acrobáticas. Alguno de ellos se animó incluso a lanzarse al mar de espaldas deleitándonos con una voltereta perfecta antes de llegar al agua.

Santa Fe Bantayan

Diversión e inocencia en estado puro. No querían que nos marcháramos sino que nos quedáramos a saltar con ellos pero el nombre de Paradise beach seguía retumbando en nuestras cabezas, así que con algo de pena les dijimos adiós y continuamos pedaleando. 

Cruzamos una pequeña urbanización de casas menos modestas, seguimos por un sendero flanqueado por abundante vegetación y acabamos perdiéndonos. Sabíamos que en algún punto del mismo debíamos girar hacia la izquierda para comenzar a acercarnos al mar pero no dábamos con el camino. 

Al poco, un oportuno triciclo pasó junto a nosotros en uno de los puntos donde dudábamos si seguir hacia delante o tomar el camino que se abría a nuestra izquierda al lado de un árbol que sobresalía del resto. Preguntamos y aclaró nuestras dudas.

Camino Paradise beach

Paradise beach, la mejor playa de Bantayan

Este nuevo sendero ya no era tan amable con nuestras bicicletas, piedras y raíces aconsejaban bajarnos y hacer parte del camino a pie.

A esa hora del día el sol apretaba bastante lo cual, junto a la alta humedad, provocaba que deseáramos llegar cuanto antes a la famosa playa.

Pronto encontramos un cartel que nos anunciaba la llegada al mágico lugar “Welcome to Paradise beach”. Aparcamos las bicicletas, abonamos la entrada (50PHP – 1€ por persona) y quedamos totalmente maravillados. El nombre de la playa hacia sin duda justicia al lugar. ¡Bienvenidos al paraíso!

Paradise Beach

Habíamos encontrado el sitio que buscábamos. Una playa limpia en primer lugar, de arena fina y agua cristalina en segundo lugar y, para rematar, con varias sombrillas donde resguardarnos del sol. ¿Qué más podíamos pedir? Que no hubiera nadie era demasiado pero que solo compartiéramos la playa con otra pareja más fue posible. Perfecto.

La mejor playa de Bantayan

A primera vista Paradise beach estaba superando nuestras expectativas, sin duda ya podíamos afirmar que estábamos ante la mejor playa de Bantayan.

Unas charlas acompañadas de un ratito al sol y ya el cuerpo nos pedía sal, nos pedía tiramos al agua. La temperatura del mar era ideal, como en todas las playas de Filipinas, lo que provoca que una vez entres no quieras salir. La marea estaba llena así que durante largo rato gozamos en la orilla.

El leve balanceo de las olas y el sol dorándonos la piel sin preocuparnos por nada era la perfección hecha realidad. El tiempo pareció detenerse. Al rato llegó otra pareja, ya éramos 6 en la playa, no nos importaba compartir el paraíso en ese momento.

Paradise Beach Batayan

Atrás quedaban los días de lluvia durante nuestra visita al pueblo de Port Barton donde nos habíamos calado hasta los huesos durante la excursión entre islas. El buen tiempo parecía haber llegado a este conjunto de islas y nos había pillado en el lugar perfecto, en la mejor playa de Bantayan, en Paradise beach.

Playa Paraiso Bantayan

Pasamos parte del día entre agua y arena. Cuando bajó la marea, al menos unos 6 metros desde que llegamos a la playa, decidimos coger las gafas y el tubo para descubrir si había algo de coral próximo a la costa.

Bajo el mar encontramos la que fue la guinda del pastel a nuestro día en la mejor playa de Bantayan pues, a pesar de que había muy poco coral, si que encontramos algunos peces payasos escondiéndose entre anémonas que nos dedicaron algunas de sus características miradas tan poco amistosas.

Isla de Bantayan

Esos ratitos tomando el sol tirados sobre la arena nos dejaron huella. Al día siguiente nos dimos cuenta de que habíamos sido pasto de las famosas sandflies o nik-nik como las llaman allí. Los pequeños vampiros nos dejaron el cuerpo llenos de enormes ronchas que picaban a morir. Un pequeño peaje a pagar.

Peces payaso, Paradise beach

Pero no nos echaron los peces payaso ni las sandflies, tuvo que ser el sol quien nos invitara tímidamente a abandonar la playa. Cuando empezó a caer decidimos que era momento de volver al pueblo de Santa Fe no sin antes tomar la última fotografía de la playa.

Nuestros días en la isla estaban contados y probablemente no volveríamos de nuevo a este lugar. Al menos no durante este viaje por Filipinas pero no había duda que habíamos disfrutado de no solo la mejor playa de Bantayan sino tal vez del país.

Atardecer Paradise beach

Poco más de 15 minutos de bicicleta nos devolvieron al centro de Santa Fe. Dimos un pequeño paseo en bici por sus calles y nos dirigimos a la playa de Sugar beach para disfrutar de otro magnífico atardecer en la isla de Bantayan, un lugar que guardaremos para siempre en nuestro recuerdo.

Otras publicaciones sobre Filipinas que te pueden interesar

Los mejores tours en El Nido

Visita al santuario de Tarsiers y a las Chocolate Hills

→ Consulta nuestra ruta de viaje de 1 mes por Filipinas

Vota esta publicación – 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4 votos, media: 5,00
Cargando…

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro viajes Filipinas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *