La Catedral de Monreale, el arte normando-bizantino en su esplendor

Muy cerca de Palermo encontramos una de las joyas más importantes del patrimonio artístico italiano. Un lugar sorprendente fruto del encuentro de universos culturales islámicos, bizantinos y románicos. La Catedral de Monreale y el Claustro Benedictino son una maravilla donde el arte normando-bizantino alcanza su máximo esplendor.

Diminutos mosaicos de las tonalidades más diversas forman impresionantes murales utilizando una técnica donde la paciencia de los artistas es infinita. Una obra donde el dorado destaca por encima de la composición de azules, turquesas, morados, … que colocados a modo de puzzle narran episodios del Nuevo y Viejo Testamento.

Nave central de la Catedral de Monreale

Cómo llegar a Monreale, las mejores opciones

A pesar de que Monreale se encuentra muy cerca de Palermo (tan solo a 15 km) puede que te lleve un buen rato llegar a la ciudad. El tráfico en la capital de Sicilia es aterrador y si le sumas que cada cual circula a su aire resulta en un cóctel imperfecto. Lo mejor es tomar el bus público y relajarte cómodamente con el caos cotidiano. El trayecto hasta Monreale puede demorar hasta 1 hora en el peor de los casos.

Los buses que parten desde Palermo hacia Monreale se toman desde Piazza de la Independenza (junto al Palacio Normando). Allí hay un pequeño quiosco donde adquirir los billetes de ida y vuelta (3€) pues abordo no es posible hacerlo. La línea es la 389 y hace el trayecto entre Indipendenza-Pisani y Catalafimi-Rocca por lo que has de fijarte bien en el cartel o luminoso del bus pues no es raro que pasen de largo si no levantas la mano.

Si cuentas con coche de alquiler no te molestes en buscar aparcamiento en Monreale pues en su centro histórico el tráfico está prohibido, además que es zona de calles estrechas y un tanto laberínticas. La opción pasa por buscar un parking privado (Parking Duomo en via Palermo 102) situado a pocos minutos a pie de la Catedral de Monreale. De esta manera resuelves el principal problema a la hora de visitar Monreale.

Vistas de Palermo desde Monreale en Sicilia

La Catedral de Monreale, arte e historia al alcance de la mano

La Catedral de Monreale es el principal reclamo de una ciudad que vive un tanto eclipsada por Palermo. Sin embargo, su Duomo es una de las grandes obras artísticas en Sicilia. En el interior de los muros de la catedral se encuentran las principales joyas normando-bizantinas pero no hay que obviar la zona exterior pues solo en esas paredes externas es donde se fragua el arte del detalle, de la miniatura, utilizando elementos del arte árabe y decoración geométrica.

La ejecución de esta gran catedral se la debemos al rey de Sicilia Guillermo II (siglo XII) quien quiso construir un edifico más bello que cualquiera de los conocidos hasta la fecha, incluida la Catedral de Palermo. Una década se tardó en completar la mayor parte de la Catedral de Monreale siendo el año 1183 cuando por fin se diera cuenta de tan magnífica estructura compuesta por la iglesia, el claustro y un Palacio Real hoy desaparecido.

Decoracion del exterior de la Catedral de Monreale

Si bien el acceso a la Catedral de Monreale se realiza atravesando una de las naves laterales que se alzan frente a Piazza Vittorio Emanuele lo mejor es hacer una primera aproximación a la Piazza Guglielmo II situado a unos pocos metros. Desde allí podemos ver el pórtico principal de estilo neoclásico junto al que se elevan dos torres, una de ellas sin acabar. Las puertas de bronce están decoradas con 42 paneles que cuentan la historia del hombre comenzando con la Creación de Adán.

Pero antes de entrar al Duomo te recomendamos observar el pórtico de bronce. Este se divide en 28 paneles realizados en una técnica tan peculiar que algunos no son capaces de asociar a la escultura. A diferencia de otros grandes monumentos de Sicilia como el Palacio de los Normandos, el Templo de Segesta o la Neápolis de Siracusa la entrada a la Catedral de Monreale es gratuita (al menos de momento). Por contra, el acceso al Museo Diocesano (2€) y al Claustro Benedictino (6€) son de pago.

Fachada de la Catedral de Monreale en Siclia

Pantocrátor de Monreale

El interior de la Catedral de Monreale casi que vale su peso en oro (y además de verdad pues sus paredes están cubiertas con unas 2 toneladas de oro). Destaca especialmente el Cristo Pantocrátor situado en la cabecera central o ábside. Esta figura aparece con los brazos abiertos a la vez que bendice y sujeta las escrituras. Por debajo, el Teotokos (Madre de Dios) surge rodeada por santos, arcángeles y los apóstoles.

Los murales del transepto muestran episodios de la vida de Cristo, como por ejemplo Jesús lavando los pies a sus discípulos o varios de sus milagros como la multiplicación de los peces y panes, su muerte y resurrección. En la nave del transepto sur se encuentran las tumbas del rey Guillermo I y de su hijo Guillermo II. Las paredes del Duomo son con un libro que ilustra la historia del hombre desde la Creación hasta la Salvación, pasando por el Pecado, gracias al sacrificio de Cristo.

Visita al interior de la Catedral de Monreale

Pantocrator de la Catedral de Monreale

Detalles del arte bizantino

La Catedral de Monreale posee 102 metros de longitud con lo cual sus paredes poseen una gran extensión donde disfrutar del detalle. En ellas se narran con una calidad exquisita más 40 episodios del Antiguo Testamento. Pero ojo, los detalles del arte bizantino se encuentran no solo en los murales de la catedral sino también en su techo (parte del cual fue reconstruido tras el incendio de 1811). El artesonado y su decoración encajan a la perfección con el arte de los mosaicos creando una atmósfera totalmente equilibrada.

Vale la pena sentarse en la Catedral de Monreale durante varios minutos y disfrutar. Intentar distinguir episodios del Viejo y Nuevo Testamento, como por ejemplo toda la secuencia de la creación del hombre y la mujer con las figuras de Adán y Eva. La famosa serpiente y la apetecible manzana. Así como el Arca de Noe. Es imposible abarcarlo todo si la visita es breve. El templo requiere de una visita relajada acompañado de un guía que te ayude a comprender cada detalle.

Mosaicos de la Catedral de Monreale

Detalle de las columnas del interior de la Catedral de Monreale

Claustro de Benedicto

Adosado a la Catedral de Monreale se encuentra el Claustro de Benedicto, un lugar de recogimiento con la arquitectura habitual en la que una galería rodea al patio central. Este en concreto posee 4 galerías con 26 arcos cada una de ellas, es decir, encontramos más de 200 columnas con capiteles muy trabajados. Algunos poseen animales tallados, otros figuras humanas, criaturas fantásticas, … Los arcos rodean un exuberante jardín con especies mediterráneas.

El acceso al Claustro de Monreale es de pago y merece ser visitado. Eso sí, las colas suelen ser largas, especialmente los días que coincide con la llegada de uno o varios cruceros a la isla. En todo caso, solo por los detalles en sus columnas y los bonitos mosaicos que aún se conservan te recomendamos pagar la entrada. Ten en cuenta que la Catedral de Monreale junto al Duomo de Cefalú y a la Capilla Palatina de Palermo forman parte de las 3 obras bizantinas más importantes de Sicilia.

Claustro Benedictino en Sicilia

Visitas cerca de Monreale

A nadie se le escapa que si viajas a la isla debes recorrer al menos alguna de las mejores playas de Sicilia. Al mismo tiempo te recordamos que Catania y Palermo soportan muchísimo tráfico por lo que si puedes debes evitar visitar sus playas (hay otras cercanas que molan tanto como la playa de Balestrate) especialmente los fines de semana.

Lo ideal es ir a Balestrate en coche de alquiler desde Monreale o Palermo (unos 35km) aunque nosotros nos dimos un homenaje y reservamos este increíble apartamento cerca de la playa. De todas maneras si te alojas en la capital, una vez salgas de ella el tráfico desaparece. Las carreteras son buenas y el paisaje es de lo más mediterráneo.

Playa Balestrate cerca de Palermo

Puedes llegar a la hermosa playa de arena de Balestrate en unos 5 minutos siguiendo la dirección “spiaggia” que verás a la entrada del pueblo o poniendo en Google Maps “Lungomare Felice D’Anna” > Localización aquí. Personalmente preferimos conducir un poco más (unos 10 minutos) e ir a “Lido Greg”. Es la misma playa pero algo más lejos del pueblo. Incluso en agosto la playa es más tranquila y está menos concurrida > Localización aquí.

Luego, por supuesto, la maravillosa Tonnara di Scopello y la Riserva dello Zingaro resultan lugares magníficos donde pasar la tarde tras visitar Monreale.

Playa de Balestrate en Sicilia

Otras publicaciones sobre Sicilia que te pueden interesar

♥ Contratando un seguro de viajes como el que nosotros usamos tendrás cubierta cualquier asistencia médica durante el viaje así como la posible repatriación, cobertura de equipaje y un amplio abanico de interesantes coberturas complementarias, algunas de ellas diseñadas para familias o mochileros. Haz clic aquí y contrata ya con un 5% de descuento por ser lector nuestro. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Iati seguros

Enlaces de interés para tu viaje a Sicilia

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter

Regístrate para recibir todas las novedades de La Gaveta Voladora