domingo , 19 noviembre 2017

Escapada a Europa durante el 2015

Tenemos un pequeño problema cuando nos sentamos a organizar nuestras vacaciones anuales, desde hace años además. Una vez confirmamos la fecha en que podemos marcharnos a algún lugar, nuestra imaginación comienza a flotar de un lado a otro del globo terráqueo. Los nombres de diferentes países comienzan a aparecer de formar inacable en nuestras bocas y no podemos parar. ¿Cuál es el problema? que muy pocas veces esos lugares se encuentran a menos de 20 horas de avión de casa. Somos casi adictos a los vuelos de larga duración. Siempre nos vamos al otro lado del mundo teniendo destinos muy apetecibles a poco más de cuatro horas de casa.

Escapada a Europa

Si hay algo de lo que no nos sentimos muy orgullosos es de no haber viajado demasiado por Europa. Quizás inconscientemente la estamos abandonando a un futuro más lejano, cuando los viajes de 20 horas ya comiencen a cansarnos, puede ser ese el motivo …

Hay capitales europeas en las que si hemos estado, pocas eso sí, pero otras se encuentran aún pendientes en nuestro listado de “lugares a visitar”, como Berlin, Paris, Praga, Estocolmo, … Es comenzar a nombrar y casi no parar, como nos ocurre con países asiáticos o latinoamericanos que nos gustaría visitar.

Hace unos años estuvimos de vacaciones durante una semana en Londres. Desde Tenerife salen vuelos directos a la capital de Inglaterra. Así que aprovechando los competitivos precios de las aerolíneas low cost que vuelan a Canarias, encontramos una muy buena oferta. Pudimos así cumplir un sueño viajero, ver el Big Ben! Pasear por los alrededores del parlamento y a orillas del Támesis observando el London Eye, al que no nos subimos por la inmensa cola que encontramos a sus pies. Nos acercamos al London Bridge y Trafalgar Square, fotografiamos los conocidos carteles de Picadilly Circus e hicimos window-shopping en Oxford Street. También nos dió tiempo de recorrer el curioso barrio de Candem y perdernos por el mercadillo de Notting Hill un frío domingo por la mañana.

Ir a Londres 5 días

Otra de nuestras escapadas europeas fue la capital de Italia, Roma. La visitamos hace ya varios años durante cinco días. Roma es una ciudad maravillosa, la recordamos con especial cariño no sólo por los impresionantes monumentos que en ella encontramos como el Coliseo, la Fontana di Trevi, la Plaza de España, la Plaza Neptuno … sino también por lo bien que comimos durante esos días. La penúltima jornada nos escapamos un poco de la gran ciudad y nos acercamos a Ostia Antica, una antigua ciudad romana que nada tiene que envidiar a la conocida Pompeya.

Escapada a Europa

Hay una ciudad europea a la que le tenemos muchas ganas desde hace tiempo, la ciudad de Berlín. Ha estado durante mucho tiempo en nuestro listado de pendientes y ya va siendo hora de descubrirla. Quizás el 2015 sea el año de juntos atravesar la puerta de Brandemburgo, el último recuerdo que tengo de ella es del año 2004 cuando realicé con mi familia un tour por toda Alemania durante 12 días. Sin embargo, juntos no hemos estado en Alemania. No sólo nos hace ilusión acercarnos a ella sino también visitar Potsdamer Platz, Alexanderplatz, el edificio Reichstag, el muro de Berlín … Son numerosos los atractivos turísticos e históricos de la ciudad. Desde el punto de vista gastronómico también nos atrae muchísimo ¿quién no se tomaría ahora una sabrosa salchicha alemana, acompañada por una ensalada de papas y una buena cerveza?

Puerta de Brandenburgo

Lo bueno de esta ciudad es que desde Tenerife salen vuelos directos, así que casi no tenemos excusas para seguir posponiendo este destino que tanto nos apetece. Creemos que en 2015 visitaremos Berlín, ojalá.

¿Cuáles son vuestros planes viajeros para este año 2015?

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … pincha en el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Cupon descuento IATI

Un comentario

  1. Muchas veces pasa eso, que nos obsesionamos con ir lejos y “despreciamos” cosas geniales sólo porque nos quedan cerca… supongo que hay que coger un poquito de cada, ¿no? Un saludo chicos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *