El Bosque de los Enigmas, un sendero fácil y recomendado en Anaga

El bosque de laurisilva esconde secretos que no son fáciles de descubrir. De hecho, senderos como el Bosque de los Enigmas suelen pasar desapercibidos hasta que comienzas a conocer en profundidad la zona de Anaga en Tenerife, una de las más antiguas, verdes y húmedas de la isla.

Y es que Anaga tiene tantas opciones que seguro que alguna se adapta a los que se atreven a recorrerla. Así, si no sabes que ver en Anaga en 1 día puedes realizar alguna ruta corta como la del Sendero de los Sentidos. Esta combina a la perfección con un rato de playa salvaje en el norte o también puedes hacer senderismo puro y duro caminando de Afur a Taganana o desde Chamorga a Roque Bermejo. Sin olvidarnos, por supuesto, de uno de nuestros senderos preferidos, un sendero de cuento como el sendero de la Reserva Natural del Pijaral (popularmente conocido como el Bosque Encantado).

El auténtico bosque de laurisilva en Tenerife

Probablemente hayas leído en alguna de nuestras publicaciones sobre Tenerife que el bosque de laurisilva es uno de esos lugares que no te puedes perder si viajas a la isla. La laurisilva es un fósil vegetal que ocupaba gran parte del planeta hace entre 20 y 50 millones de años pero que ahora tan solo se encuentra en algunos puntos muy localizados a nivel mundial.

Algunas de las islas Canarias aún hoy mantienen una interesante representación de este bosque tan peculiar y enigmático, siendo en la isla de La Gomera donde se conserva su mejor ejemplo. En Tenerife la mejor zona para ver, disfrutar y sentir la laurisilva es Anaga. Allí se dan unas condiciones perfectas (por orografía y vientos) para la proliferación de árboles, arbustos, líquenes y fauna animal muy singular.

El Bosque de los Enigmas: fácil, sencillo y para toda la familia

Nuestro día de senderismo por Anaga nos lleva a descubrir el sendero de el Bosque de los Enigmas. Una ruta sencilla y circular que si bien suele comenzar en el Mirador de Zapata, nosotros preferimos hacerlo desde el Centro de Visitantes de Cruz del Carmen por la disponibilidad de aparcamientos, por tener a mano al personal del propio centro para hacerles las preguntas iniciales de rigor y así hacernos con un mapa del sendero.

Siguiendo el sentido de las agujas del reloj iniciamos la ruta. Muy fácil, de unos 5 km. de longitud que se completa en algo menos de 2 horas y está perfectamente señalizada con postes (del 1 al 7) pero siempre hay que tener en cuenta que hay tramos con cierto desnivel que facilita resbalones y caídas de culo si no usas el calzado adecuado. Recordar que Anaga es húmeda, muy húmeda, así que incluso en verano no está demás llevar algo de abrigo.

Este sendero puede hacerse por libre pero si prefieres ir acompañado de un guía haz clic aquí y comprueba disponibilidad y precio (es barato)

Aparcamos en el Mirador de Cruz del Carmen, pedimos algo de información el Centro de Visitantes (personal muy amable) y comenzamos a caminar hacia el Bosque de los Enigmas. Para ello hay que cruzar al otro lado de la carretera TF-12. Allí hay un restaurante en cuyo costado se adentra el asfalto en una calle sin salida. Por ahí andamos hasta encontrarnos el sendero unos metros más adelante.

Apenas nos hemos alejados unos metros de la carretera pero ya parece que caminamos por medio de una tupida selva. Es impresionante como en tan poco espacio nos sentimos así. Los primeros 100 metros son de adaptación, cambiamos asfalto por tierra húmeda que no nos abandonará hasta la vuelta. Hay que recordar que nuestra propuesta es un camino circular por lo que regresaremos a este mismo punto al final de la ruta.

Como decíamos, la ruta la realizamos en dirección a las agujas del reloj. Partimos del poste 5 (Mirador Cruz del Carmen) y seguimos las señales en dirección al poste 6. Por ello nada más comenzar encontramos la señalización de la Ruta de la Hija Cambada. Este curioso nombre lo entendemos unos metros más adelante. Allí comenzamos a encontrar árboles caídos pero vivos. Son ejemplares de laurel portugués (Prunus lusitanica) también conocidos como hija que han sido capaces de rebrotar a pesar de haber sido tumbados presumiblemente por el viento.

La zona es increíble, estamos en pleno verano (mes de julio) pero por momentos una espesa niebla blanca lo envuelve todo (recordemos los vientos Alisios y el fenómeno de lluvia horizontal). Da gusto caminar por esta zona de Anaga. Parece que recorremos una ruta dejada de la mano de Dios pero nada más lejos de la realidad. Cruzamos una carretera (de poco tránsito) para seguir la ruta monte a través. Sin embargo, durante parte del recorrido nos iremos incorporando a la carretera (TF-143) y saliendo de la misma unos metros más tarde. Da igual, nos gusta lo que vemos.

Caminamos entre toda variedad de especies similares al laurel, de ahí el nombre de laurisilva. Tilos, viñátigos, palo blancos, brezos, fayas, tejos, naranjos, acebiños, musgos, líquenes y helechos alcanzamos a distinguir a ambos lados del camino. Todos ellos viven gracias al aporte de humedad, al agua al fin y al cabo. Recordemos que Tenerife está casi a la misma latitud que el desierto del Sáhara pero este no goza ni de la influencia de los Alisios ni de la orografía que los retenga (en Lanzarote y Fuerteventura pasa lo mismo, carecen de altitud).

El ambiente es místico, vemos bien el sendero pero las vistas desde el Mirador de Zapata no son nada del otro mundo. Está todo cubierto por un mar de nubes. Es increíble este fenómeno. A partir de ahí caminamos al borde de la carretera, unas veces más hacia el bosque, otras más hacia el asfalto. No pasan coches lo cual es de agradecer. Parece que en cualquier momento la vegetación podría comerse la carretera. Vamos siguiendo las indicaciones de los postes, así que no hay pérdida. Vamos por buen camino.

Caminamos bosque adentro una vez más fijándonos en los troncos caídos, los hongos que crecen sobre ellos, en los huecos que hay a un lado del sendero que servían para recoger agua. Este punto sirve para entender cómo los árboles extrae y la tierra filtra la humedad de los vientos y la convierte en agua. Probamos y es insípida, inolora e incolora. Como mandan los cánones.

Ganamos un poco de altura, la suficiente para sentir algo más de frío, se agradece. La niebla pasa por nuestras cabezas en forma de remolinos, parece que alguien fuma cerca, pero quienes de verdad disfrutan son los vencejos (Apus unicolor). Pasan a toda velocidad sobre nuestras cabezas como proyectiles. En su vuelo capturan pequeños insectos voladores al tiempo que nosotros caminamos un rato hacia arriba y otro abajo para llegar de nuevo al punto de inicio. El tiempo se nos ha pasado volando. Tenemos el mirador de Cruz del Carmen y el aparcamiento a tan solo unos metros.

El reloj marca en esos momentos casi las 14:00 hrs. y decidimos comer por la zona, el sendero por el Bosque de los Enigmas nos ha dejado hambrientos. Conocemos ya las delicias a pie de playa en el Roque de las Bodegas, así que nos dirigimos a Las Carboneras. Unos 20 minutos de coche y llegamos a un pequeño caserío perdido entre profundos barrancos. Allí saciamos el hambre con algo de queso fresco, papas arrugadas con mojo, unas garbanzas caseras y carne de cabra en uno de los pocos restaurantes del lugar, Bar-Restaurante Valentín ¡muy rico!

Tras el almuerzo paseamos por el pequeño caserío, donde recientemente se había celebrado la romería en honor a San Isidro y Santa María de la Cabeza. Su pequeña plaza se encontraba aún engalanada con pequeñas banderitas de colores y flores. Desde ahí continuamos en coche hasta Chinamada, uno de los pueblos más antiguos de Anaga, desde donde parte un sendero hacia el mirador de Aguaide que seguro realizaremos en un futuro no muy lejano.

Anaga es un paraíso para el senderista por lo que si buscas caminos más exigentes que el descrito en esta publicación te recomendamos echar un vistazo a estas publicaciones que tenemos:

Sendero desde Chamorga a Roque Bermejo

Sendero de Afur hasta Taganana pasando por Tamadiste

♥ Si prefieres hacer parte del recorrido por Anaga acompañado de un guía haz clic aquí e infórmate sobre la ruta de senderismo por Anaga que te proponemos. Es muy barata y te permite, una vez concluida, continuar a tu aire hacia las playas de Anaga que te hemos recomendado.

Reserva plaza para el avistamiento de ballenas y delfines en Los Gigantes

Prueba la experiencia de hacer kayak en Los Gigantes

Haz senderismo nocturno en El Teide acompañado de un guía

Más sobre Tenerife

Si te han gustado nuestras recomendaciones sobre el Bosque de los Enigmas tal vez pudieran interesarte estas otras visitas y actividades en Tenerife. Haz clic sobre cada ruta para ir directamente a la información deseada.

Compartir

Comentarios

  • Muy interesante tu artículo.
    Tengo pensado viajar a Tenerife para conocer la isla y hacer senderismo.

    Tengo entendido que todos estos senderos son exclusivamente peatonales, pero un amigo me comentó que a pesar de ello las bicicletas se cuelan en algunas rutas y tienen destrozadas las sendas. ¿Es eso cierto?

    • Hola Arturo,

      Bienvenido al blog.

      Si fuera de tu interés aquí tienes un resumen con algunas de las mejores rutas de senderismo en la isla > https://lagavetavoladora.com/senderismo-en-tenerife-mejores-rutas-que-hacer/
      Respecto al tema de las bicicletas no es raro cruzarte con alguna pero a la vez no es una cosa que nos pase continuamente.

      Los senderos del Parque Nacional y de Anaga están relativamente bien controlados. En otras zonas es la propia orografía quien hace el filtro entre sendas para ciclistas o para senderistas.
      En todo caso no te preocupes, hay rutas para todos y la mayoría que nombramos en la publicación apenas están aptas para ir en bici.

      Saludos,

      Marcos

    • Hola Vanessa,

      No, puedes recorrer el sendero por libre sin problema. Dirígete al mirador de Cruz del Carmen y desde ahí parte la ruta.

      Saludos,

      Marcos

  • Buenas tardes, y gracias por compartir esta rutita que no conocía. Me gustaria saber si el tiempo que habéis tardado en hacerla es de 2 horas y algo desde el mirador de cuz del Carmen, y si hay alguna zona o algún tramo donde podamos pararnos a meditar y comer algo. Muchas gracias

    • Hola Blanca,

      Durante la ruta puedes parar donde quieras, lo único es que no vas a encontrar mesas pero vamos que en cualquier momento es posible pararse a comer, meditar o disfrutar de la zona. Es un sendero muy tranquilo y poco transitado así que apenas tendrás compañía. Nosotros tardamos unas 2 hrs desde Cruz del Carmen.

      Si necesitas más info pregunta!

      Marcos

Publicaciones recientes

De Buenavista a la playa de Las Arenas, sendero por la isla baja

El oeste de Tenerife se presenta como la zona más desconocida y menos explorada por…

4 días desde

Descenso del Teide por los senderos de Pico Viejo y Regatones Negros

Coronar El Teide es un sueño a cumplir al menos una vez en la vida.…

3 semanas desde

Visitar las islas Canarias, guia completa con lo mejor de las 8 afortunadas

Las islas Canarias emergen del Atlántico a modo de diamantes de piedra esculpidas a base…

4 semanas desde

Sendero de Guajara, ruta circular para disfrutar en El Teide

El sendero de Guajara es una tradición muy arraigada entre los senderistas que se dan…

1 mes desde

Barranco de Masca, descenso entre gigantes de lava

El sendero del barranco de Masca nos lleva a recorrer las entrañas de Teno a…

1 mes desde

Rambla de Castro, sendero entre historia, vegetación y agua

Al alcance de la mano, así está la Rambla de Castro, un paisaje natural protegido…

2 meses desde