lunes , 11 diciembre 2017
Machu Picchu

Visitar Machu Picchu (curiosidades y datos prácticos)

“Piqcho hoy en día es conocido como Machu Picchu. Fue edificado como Hacienda Real por el Inka Yupanki (1438-1471). Diego Rodríguez de Figueroa fue el primer extranjero que decidió visitar Machu Picchu el 6 de mayo de 1565. Hiram Bingham fue el primer extranjero en Machu Picchu en el presente siglo guiado por un agricultor y un niño de la zona el 24 de julio de 1911” (Museo Inka en Cusco).

Nos despertamos tempranito para aprovechar la mañana explorando la famosa Ciudad Sagrada de los Incas. Al levantarnos y mirar por la ventana hacia el sonoro río Urubamba nos dieron ganas de acostarnos de nuevo, “¡no puede ser, está lloviendo a cántaros!”.

Machu Picchu pueblo

Cabizbajos nos fuimos a desayunar y así, entre bocado y bocado, y mirando la intensa lluvia recordamos por qué el mes de marzo se considera temporada baja y también del grupo de madrugadores turistas que habrían subido en el primer turno del Wayna Picchu, la montaña que se encuentra siempre al fondo de la típica foto sacada en Machu Picchu. Sólo 400 personas tienen el privilegio de llegar hasta su cima cada día, 200 personas a las 7 de la mañana y otras 200 a las 10.

Aún más duro debe ser subir si sabes que una vez arriba no habrá recompensa. Desde el restaurante implorábamos a todos los dioses para que dejara de diluviar. Afortunadamente, pasada una horita, las nubes comenzaron a disiparse y desde que vimos un pequeño rayo de sol salimos disparados del hotel con dos paraguas, por si acaso.

Mientras ascendíamos en bus el tiempo mejoró de forma sorprendente y ya a la entrada nos dimos cuenta de que nuestros paraguas tendrían otra función, cubrirnos del intenso sol.Visitar Machu Picchu

Entregamos nuestros valiosos tickets a la entrada y caminando varios metros entre altas y verdes montañas nos fuimos acercando a esa imagen que todo gran viajero tiene en su retina y que indiscutiblemente tenía que formar parte de este gran viaje, la llamada ciudad perdida de los incas.

Si bien nunca estuvo del todo perdida, lo que puede haberse extraviado en todo caso es su significado. ¿Qué representaba esa ciudadela construida sobre una montaña a 2.360 metros de altitud? A pesar de lo que reza el letrero del Museo Inca, aún son muchas las preguntas sin respuesta sobre Machu Picchu. Así que comenzamos a explorar la ciudadela tal y como lo hizo Bingham hace más de 100 años pero con toda una mezcla de ideas y sugerencias.

Que ver en Machu Picchu

Visitar Machu Picchu

Sobre Machu Picchu se ha expuesto que fuera el lugar de retiro del inca Yachacútec (anteriormente llamado Yupanki) por haberse establecido dentro de su propiedad. Así que quizás podría haber sido un gran palacio. Sin embargo, parece demasiado elaborado para un uso exclusivamente residencial.

Ciudadela Inca Machu Picchu

También se ha sugerido que pudiera tratarse de un recinto sagrado al que se ingresaba con restricciones o invitación. Un lugar de iniciación religiosa o una especie de universidad.

Durante algún tiempo se pensó que podría haber servido de defensa contra posibles invasiones de tribus amazónicas pero, al no existir registro de conflictos entre incas y amazónicos, esta explicación ya no se considera válida.

Los incas eran excelentes astrónomos interesados en la observación del firmamento para prever los acontecimientos en la tierra. Así que podría haber sido construido como observatorio astronómico aunque no parece muy lógico. El clima de Machu Picchu con una intensa neblina típica del bosque nuboso no lo convierte el lugar más propicio para el estudio del firmamento.

Machu Picchu nublado

También se creyó durante un tiempo que era un lugar sólo para mujeres. En un primer estudio de los cadáveres encontrados en la ciudad se concluyó que el 90% pertenecía a mujeres. Así que tempranas investigaciones sugirieron que podría tratarse de un convento de mujeres que tejían y preparaban chicha (bebida de maíz) para el Inca.

Sin embargo, al tener la ciudadela varios caminos de acceso no parecía un lugar de retirada y además estudios posteriores establecieron un error en el porcentaje de cadáveres masculinos y femeninos. Por lo que esta hipótesis también fue desestimada.

Ciudadela de Machu Picchu

Lo mejor es explorar Machu Picchu sin ideas preconcebidas e intentar darle tu significado. A media que asciendes la montaña desde el pueblo de Machu Picchu eres consciente de lo escondida que está la ciudadela inca y de que estás ahí porque sabes que seguro, por difícil que resulte creerlo, al final del recorrido encontrarás lo que estás buscando en tan lejano lugar.

Es cuando menos curioso el haber elegido la cima de una montaña para construir una ciudad a menos que se quiera esconder de algo o alguien. No es casual la ubicación de Machu Picchu como tampoco el que intentaran borrar sus caminos de acceso, probablemente para esconderla tras la llegada de los españoles a la zona. Pero quiénes eran los qué allí vivían, cómo lo hacían y por qué sobre la cima de una montaña.

Hotel recomendado en Machu Picchu

Con todas esas preguntas sin respuesta descendimos de Machu Picchu aún asombrados por la grandiosidad del lugar. Sin querer, habíamos caminado durante casi cuatro horas por la ciudadela así que regresamos al pueblo algo agotados.

Para descansar ese día elegimos el Sumaq Machu Picchu Hotel. Un hotel cálido y elegante situado a orillas del río Urubamba y a tan sólo cinco minutos caminando de la estación de tren. Sus habitaciones son amplias y sofisticadas, cuentan con televisión, wifi y un amplio baño. Sin duda, un bello lugar donde comenzar y terminar cada día en total comodidad.

Más detalles aquí.

Sumaq Machu Picchu Hotel

En el hotel, a parte descansar y disfrutar de una riquísima cena y variado desayuno, aprendimos a preparar el famoso Pisco Sour. Un cóctel realizado a base de pisco, jugo de limón, clara de huevo, amargo de angostura y hielo. Una bebida fresquita y fuerte que suele tomarse como aperitivo, así que para acompañarlo ¿qué plato peruano podíamos aprender también a preparar? Sí, ceviche, el rico sushi peruano.

Ceviche y Pisco Sour en Perú

Con nuevas recetas en nuestro libro de viaje regresamos a la ciudad de Cusco tras visitar Machu Picchu para allí descansar durante dos días en Los Apus Hotel y Mirador. Una hermosa y cálida casa colonial reformada que se sitúa en el barrio de San Blas a tan sólo cinco minutos andando de Plaza de Armas. Cuenta con televisión, wifi en las habitaciones y algunas de ellas incluso con un pequeño balcón desde el que puedes contemplar parte de la ciudad.

Los Apus Hotel y Mirador Cusco

Durante esos dos días volvimos a recorrer la ciudad de Cusco, una ciudad que, como ya comentamos, nos encanta por su ambiente español-peruano, por su bella Plaza de Armas, sus casas coloniales, su mercado de San Pedro, sus puestos artesanales … Tuvimos que desembrujarnos de Cusco para retomar nuestro viaje y continuar hacia la siguiente ciudad peruana en ruta, la llamada “ciudad blanca“.

Datos prácticos para visitar Machu Picchu:

– Desde Machu Picchu Pueblo se puede ascender a la ciudadela en bus o andando. El bus cuesta 20 dólares ida y vuelta. La subida a pie es de aproximadamente una hora y media.

– Es aconsejable si se va a subir en bus evitar el turno de las 6 – 6:30 de la mañana para no coincidir con todas aquellas personas que desean ascender a Wayna Picchu.

– Antes de acceder a visitar Machu Picchu puedes sellar tu pasaporte con una imagen de la ciudadela inca.

– Algunos restaurantes de Machu Picchu Pueblo también ofrecen “menú del día ó menú turístico” por entre 15 y 18 soles.

∗ ACTUALIZACIÓN ∗

Desde el año 2017 se hace necesario contratar un guía para recorrer la ciudadela de Machu Picchu habiendo dos turnos de acceso (de 06:00 – 12:00 hrs y de 12:00 hrs a 17:30 hrs).

Recuerda que puedes seguir viajando con nosotros pinchando en el índice de la Vuelta al Mundo. 

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro de viaje Perú

2 Comentarios

  1. La buena estrella de venir de Canarias es lo que tiene, despejar el día y gozar de esa fantástica ciudad en las alturas. Tiene que haber sido mágico el recorrer sus muros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *