domingo , 19 noviembre 2017

Buceo en Áqaba, puerta de entrada al Mar Rojo desde Jordania

Con los paisajes del desierto de Wadi Rum aún en nuestra mente llegamos a la pequeña ciudad de Áqaba. Situada al sur Jordania, está bañada por las aguas del Mar Rojo y su temperatura es algo superior a otras zonas del país. Por ello, se ha convertido en lugar de veraneo de muchos jordanos. El buceo en Áqaba es uno de los grandes reclamos así como los diversos deportes acuáticos que se pueden disfrutar en la zona.

Nos acomodamos en el hotel Double Tree by Hilton Áqaba, un establecimiento situado en la calle principal de la ciudad que, pese a no contar con playa privada, si que posee con una relajante piscina infinita con vistas al Mar Rojo. Llegamos al hotel agotados tras la excursión en jeep y camello en Wadi Rum, así que descansamos durante la tarde-noche y al día siguiente descubrimos Áqaba y el Mar Rojo.

Buceo en Áqaba y el Mar Rojo

El golfo de Áqaba, bañado por las aguas del Mar Rojo, fue un lugar estratégico para las rutas comerciales entre Asia y África. Cuatro países tienen salida a este mar: Jordania, Egipto, Israel y Arabia Saudí. Su profundidad máxima es de 2.130 metros, sin embargo también existen zonas con escasa profundidad donde encontramos además de corales, abundante vida marina. Un auténtico espectáculo de formas y colores. En estas áreas se detienen numerosos barcos que parten desde el puerto de Áqaba con el fin de realizar actividades de buceo en las proximidades de la ciudad.

En nuestro plan del día, teníamos como actividad principal realizar un poco de buceo en el Mar Rojo. Partimos del puerto de Áqaba en una mañana soleada subidos en el barco Yasmena, una de las numerosas naves preparadas para excursiones en este mar, en busca de zonas de coral donde poder hacer uso de nuestras gafas, tubos y aletas. A pesar de lucir el sol de forma radiante, el viento en esta zona del país puede ser importante por lo que en lo alto del barco no estábamos tan calentitos como pensábamos. Las vistas eran tan impresionantes que aún con la piel de gallina permanecimos en lo alto casi todo el trayecto.

Buceo en Aqaba

Navegamos durante aproximadamente una hora antes de llegar al punto que el capitán del barco definió como idóneo para realizar la actividad. A la izquierda del barco y justo a un lado de una carretera de Áqaba, observamos una pequeña cala y nos explicó que justo en esa zona encontraríamos una bella pared repleta de coral y diminutos peces de colores. Así que, poco a poco, con algo de fresquito nos fuimos preparando para el chapuzón. Sin pensarlo demasiado saltamos y dimos varios aletazos para comenzar a entrar al calor.

Mar Rojo, Jordania

Bajo la superficie encontramos un pared de unos 20 metros de longitud repleta de corales de todo los colores imaginables y numerosos peces a su alrededor. Nos fuimos acercando lentamente, observando con atención cada estructura, la variedad de peces … Una maravilla. A los 20 minutos, con el cuerpo erizado a pesar de haber luchado contra la corriente debido al viento, decidimos subir de nuevo al barco. ¡Actividad de buceo en Áqaba completada! Nos secamos y poco después almorzamos un delicioso pollo a la plancha con ensalada. La comida jordana no deja de sorprendernos!

Almuerzo Mar Muerto

Hotel en Áqaba: Double Tree by Hilton

Navegamos de regreso al puerto, así que sobre la 1 de la tarde estábamos de vuelta en la ciudad de Áqaba. Como en la ciudad hay poco que descubrir, decidimos aprovechar el calor de los rayos de noviembre y nos fuimos directos a la piscina del hotel. El agua no estaba climatizada pero las vistas eran magníficas y el buceo en Áqaba nos había dejado bastante cansados.

Más detalles aquí

Hotel Aqaba Jordania

Por la noche salimos a cenar al Restaurante Floka, situado en la avenida principal de la ciudad. Tras comer durante varios días pollo y cordero, cómo los echamos de menos en India! probamos algo de pescado fresco. Si hay algo que ha caracterizado a los jordanos durante estos días, es el buen apetito que tienen. Cualquier mesa que observamos donde hay gente local está repleta de platos.

Si nos quedaramos una semanita más en Jordania seguro que repondríamos todos los kilos perdidos durante la Vuelta al Mundo. Como siempre la comida estuvo riquísima y tras el día de buceo en Áqaba íbamos con mucho apetito. No sobró nada. Jordania tiene mucho que ofrecer al visitante, la gastronomía es uno de los platos fuertes de un viaje al país.

Restaurante Aqaba

Tras recorrer el Mar Rojo poco más nos ofrecía la ciudad. Encontrándonos en el punto más al sur de Jordania, hay que deshacer el camino andado. Durante el trayecto hacia Aqaba desde Petra, parando en Wadi Rum, nos quedó en el tintero la parada en el Mar Muerto, famoso en el mundo entero por su alta salinidad. Cambiamos el buceo en Áqaba por la flotabilidad de las aguas del mar Muerto. ¡Allá vamos!

Datos prácticos para el buceo en Áqaba:

– Una excursión en barco de 3 horas por el Mar Rojo que incluya buceo en Áqaba cuesta unos 30 DJ. Con almuerzo incluido su precio es de 40 DJ.

– Además de buceo en Aqaba se puede realizar submarinismo y windsurf.

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro Viaje Jordania

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *