El Bosque Encantado y Reserva del Pijaral, un sendero de cuento en Anaga

Uno de los senderos más interesantes e imprescindibles de cuantos hay en Tenerife lo encontramos en la Reserva Natural Integral de El Pijaral, el conocido como sendero del Bosque Encantado o sendero El Pijaral, pues alberga una pequeña muestra del bosque de laurisilva, un reducto vegetal de la era Terciaria tan representativa de las islas macaronésicas como Tenerife.

Un rincón de la isla de gran valor ecológico pues en el podemos encontrar la Píjara, un helecho de hasta 3 metros de longitud. Si a esto le añadimos que se trata de un lugar mágico capaz de transportarte a un cuento tenemos la excusa perfecta para venir a Tenerife y disfrutar de este sendero que te mostramos a continuación.

Bosque Encantado Tenerife

Tenerife es una isla que no deja de sorprendernos. Cada rincón que descubrimos supone un cambio con todo lo visitado anteriormente. Los paisajes volcánicos del Parque Nacional del Teide nos siguen maravillando cada día más, las visitas a ciudades coloniales como San Cristobal de La Laguna nos asombran no menos que las vistas de los acantilados de Los Gigantes … nos quedamos sin palabras la mayoría de las veces.

Sin embargo, siempre hay más. En este caso la ruta por el Bosque Encantado termina por enamorarte de la isla y de sus variados paisajes. Es una pieza más del entretenido puzzle que conforma la isla de Tenerife y que cada día más y más gente se atreve a descubrir por su cuenta.

Reserva El Pijaral Tenerife

El Bosque Encantado en Tenerife

La Reserva Natural Integral de El Pijaral ocupa algo más de 300 hectáreas del macizo de Anaga, una de las zonas más antiguas de Tenerife que recientemente ha sido declarada Reserva Mundial de la Biosfera. Dentro de El Pijaral encontramos un bello sendero conocido con el sugerente nombre de Bosque Encantado, un título que, sin duda, hace honor a los misteriosos paisajes que ofrece.

El Pijaral es uno de los espacios naturales protegidos de Canarias con mayor diversidad de helechos y una de las mejores muestras de laurisilva de las islas. Uno de los helechos le otorga el nombre a toda la Reserva, la Píjara (Woodwardia radicans). Un helecho gigante cuyas frondes pueden alcanzar hasta 3 metros de longitud formando enormes alfombras a nuestro paso.

Pijara, Bosque Encantado

Por motivos de conservación es necesario solicitar un permiso especial para visitar este espacio. La gestión es sencilla, rápida y gratuita. Se hace en esta web seleccionando la fecha en que deseas recorrer el Bosque Encantado. Debes rellenar la reserva con tus datos personales y guardarla. Por cierto, si no consigues la autorización puedes optar a hacer el sendero de Los Sentidos enmarcado en nuestra recomendación sobre qué ver en Anaga en 1 día.

Sendero El Pijaral (o Bosque Encantado)

El sendero del Bosque Encantado es un sendero circular de 6,7 kilómetros de longitud que completamos en algo menos de 3 horas. Comenzamos a caminar sobre las 11:00 hrs. y poco antes de las 14:00 hrs. nos encontrábamos ya de vuelta en el lugar de inicio (con parada de bocadillo incluida). Es una ruta bastante sencilla, mayoritariamente en llano, que recomendamos encarecidamente.

Llegar Bosque Encantado Tenerife

¿Cómo llegar al Pijaral – Bosque Encantado?

El Bosque Encantado se encuentra en la zona este de la isla de Tenerife, en el interior del macizo de Anaga. Para llegar al lugar debes adentrarte en los bosques de Anaga y alcanzar la zona de La Ensillada (dirección El Bailadero y Chamorga).

El trayecto hacia el Bosque Encantado te regala unas estampas de Tenerife realmente inolvidables. Encontramos casi al inicio de la serpenteante carretera de Anaga, el mirador de La Jardina cuyas vistas a la ciudad de La Laguna durante un día despejado son sencillamente espectaculares.

Mapa rutas Anaga Tenerife

Más adelante localizamos el mirador Cruz del Carmen, lugar donde se sitúa al centro de visitantes de Anaga y desde donde comienza otro de los senderos más conocidos de la isla, el sendero de Los Sentidos (que, por cierto, está adaptado para aquellas personas con discapacidad motora o sensorial).

La Cruz del Carmen nos regaló una de las panorámicas más bonitas del día. Impresionantes vistas para un mes de enero aunque a decir verdad suele estar bastante cubierto por el mar de nubes que producen los vientos alisios que azotan esta parte de Tenerife (nunca está de más llevar abrigo, incluso en verano).

Mirador Cruz del Carmen

Pasada la Cruz del Carmen, continuamos esa misma carretera dejando atrás el Albergue Montes de Anaga. Una vez pasada la señal indicativa de “El Pijaral”, a mano izquierda, encontramos una zona donde aparcar nuestro coche. Es aquí donde comienza y termina el sendero.

Sendero circular El Pijaral – Bosque Encantado

Encontrar el inicio del sendero fue bastante sencillo. Nada más aparcar observamos unos letreros informativos sobre la zona de El Pijaral, una Reserva Natural Integral que alberga numerosas especies de flora y fauna únicas en el mundo. Un rincón natural de gran fragilidad donde, para evitar daños, es necesario controlar y regular las visitas.

Excursion a El Pijaral, Bosque Encantado

Iniciamos la caminata adentrándonos en el bosque de laurisilva, un espeso bosque de la época Terciaria que antiguamente cubría toda la cuenca mediterránea, debido a las últimas glaciaciones desapareció. Hoy en día encontramos reductos de laurisilva en distintas partes del mundo como en Costa Rica, en algunas de las Islas Canarias o en Madeira. En las islas Canarias, el ejemplo más importante de lausilsilva está situado en la isla de La Gomera, concretamente en el Parque Nacional de Garajonay que si estás en Tenerife puedes visitar en 1 día (más información en esta publicación).

Las especies que conforman el bosque de laurisilva son especies arbóreas que mayoritariamente pertenecen a la familia de las lauráceas. Este bosque es característico de las zonas de medianías (600 a 1.500 metros de altitud) y en gran parte del año suele estar influido por los vientos Alisios creando un ambiente húmedo y lluvioso que nos transporta a un tenebroso cuento de hadas. Un ambiente donde diferentes seres pueden cobrar vida en nuestra imaginación. La temperatura en esta zona normalmente ronda los 15 – 19ºC por lo que siempre es recomendable llevar ropa de abrigo.

Visitar Bosque Encantado

El bosque de laurisilva en Tenerife

Laureles, naranjeros salvajes, tejos, follaos, acebiños, barbuzanos, tilos, sauces canarios, sanguinos, viñátigos, fayas, brezos, … son algunas de las especies que vamos encontrando en el bosque de laurisilva. Abundan los hongos, musgos y líquenes pero aquí llaman especialmente la atención el tamaño de las Píjaras, unos helechos gigantes que flanquean el sendero que comenzamos a transitar.

Unos 15 minutos después de haber iniciado la caminata llegamos a una bifurcación donde es importante seguir recto el sendero e ignorar el camino de nuestra derecha (por ese punto regresaremos para completar la ruta circular del sendero del Bosque Encantado más adelante).

Sendero circular El Pijaral

Durante esta primera parte del camino encontramos la llamada Piedra La Jurada, un lugar donde antiguamente se hacía carbón vegetal, también el Roque Anambro, una aguja que alcanza unos 815 metros de altura desde el nivel del mar correspondiente a una antigua chimenea volcánica que la erosión ha moldeado durante algunos millones de años.

Cuenta la leyenda que el mencey Beneharo, uno de los nueve reyes de la isla de Tenerife durante la época prehispánica, saltó al vacío desde el Roque Anambro huyendo de los conquistadores españoles. Cayó sobre un acebiño, impregnándolo de sangre siendo este el motivo de que sus frutos sean de color rojo.

Roque Anambro, El Pijaral

Mirador Cabezo del Tejo

Tras 1 hora de ligera y animada caminata alcanzamos el mirador Cabezo del Tejo una ventana abierta al océano Atlántico y a la accidentada costa de la zona noreste de Tenerife. Distinguimos el Roque de las Ánimas, los pueblos de Almáciga y la zona de Benijo pero no tardamos en percatarnos de que unos pequeños animalitos se han unido a nuestra excursión y parecen estar muy contentos de nuestra llegada. Algunos pinzones comunes (Fringilla coelebs) comenzaron a revolotear a nuestro alrededor como dándonos la bienvenida.

Mirador Cabezo del Tejo

Muy probablemente esperaban una pequeña recompensa. Nosotros a esa hora ya comenzamos a notar algo de hambre y ellos parecían disfrutar de los trocitos de pan que caían a nuestro alrededor.

La pista forestal de El Pijaral

Tras la pausa de algo más de media hora continuamos el sendero por la ancha pista forestal que se abre a la derecha del mirador para adentrarnos de nuevo en el denso bosque. El paraje sigue siendo misterioso, continuamos inmersos en un mundo mágico de frondosa vegetación.

Pateo de El Bosque Encantado

A nuestros pies observamos algunas pequeñas plantas con unas hermosas y delicadas flores de color azul violáceo, no es otra que la Violeta de Anaga (Viola anagae). Una especie que podemos encontrar única y exclusivamente en esta zona de la isla de Tenerife. Sin duda estamos en un entorno único en el mundo.

Hemos recorrido la zona de Anaga en otras ocasiones como cuando caminamos por el barranco hacia Roque Bermejo alcanzado el faro de Anaga (puedes leer esa publicación aquí) pero, hasta el momento, desconocíamos uno de los senderos más sencillos y extraordinarios de Tenerife, el sendero del Bosque Encantado.

Violeta de Anaga

Además de diminutas violetas, encontramos lo que parecían ser algunas babosas dejando un plateado rastro mientras avanzaban sin embargo, una vez nos agachamos para observarlas más detenidamente nos encontramos unas criaturas con características de babosas y caracoles, la Plutonia lamarckii.

Un eslabón perdido en la cadena evolutiva completamente adaptado a su hábitat, el bosque de laurisilva. Este pequeño animalito posee un dorado caparazón o concha que protege sus órganos vitales.

Babosa caracol, Plutonia lamarckii

El ecosistema de la laurisilva es muy rico en especies exclusivas, especialmente el grupo de los invertebrados, debido a su aislamiento ecológico y por el hecho de haber permanecido bastante estable durante gran parte de la historia geológica del archipiélago canario.

Seguimos caminando, teniendo un cierto cuidado de no pisar ninguna de estas babosas. Algo más adelante nos encontramos con algunos antiguos refugios de pastores construidos en roca volcánica. No podemos evitar entrar en algunas de estas pequeñas cuevas. En días de frío y lluvia son sin duda un buen lugar donde guarecerse.

Cuevas Bosque Encantado

50 minutos de caminata (desde la salida del mirador Cabezo del Tejo) y el sendero termina en la carretera general pero según las indicaciones a mano derecha, ligeramente escondido entre la vegetación, encontramos la continuación del camino tomando el sendero de las Chamuscadas.

Realmente, caminando por la carretera llegaríamos al coche al igual que adentrándonos de nuevo en el bosque. Tomamos el sendero y nos metemos de nuevo en él. 10 minutos después llegamos a la bifurcación que habíamos visto unas horas antes por lo que pocos minutos más tarde completamos el sendero circular y nos encontramos de vuelta en el coche. ¡Sendero completado!

Senderismo en Tenerife

Si te ha gustado esta publicación tal vez pudieran interesarte estas otras rutas de senderismo en Tenerife. Haz clic sobre cada ruta para ir directamente al sendero deseado.

Senderismo en Tenerife

[divider]

Más sobre Tenerife

Si te ha gustado esta publicación tal vez pudieran interesarte estas otras visitas y actividades en Tenerife. Haz clic sobre cada ruta para ir directamente a la información deseada.

Mejor Tenerife

14 Respuestas a “El Bosque Encantado y Reserva del Pijaral, un sendero de cuento en Anaga”

Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar
Avatar
    Avatar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter

Regístrate para recibir todas las novedades de La Gaveta Voladora