Barranco del Infierno, visita a un lugar emblemático en Tenerife

Una de las rutas de senderismo en Tenerife más agradables y asequibles que se pueden disfrutar es la del Barranco del Infierno, un espacio protegido y clasificado como Reserva Natural Especial debido a su alto valor geológico y arqueológico.

Por si fuera poco también es una zona muy sensible dada la presencia en su interior de cuevas aborígenes además de una gran cantidad de endemismos de flora y fauna. Todo esto aderezado por la existencia de una cascada al final del sendero donde, en ciertas épocas del año, el agua cae con fuerza y abundancia.

Final del sendero Barranco del Infierno

Cómo llegar al Barranco del Infierno

El Barranco del Infierno se sitúa al suroeste de la isla de Tenerife concretamente en el término municipal de Adeje. Para llegar lo más fácil es dirigirte hacia el pueblo de Adeje (no la confundas con la zona hotelera próxima al mar). Debes tomar la salida 79 de la autopista TF-1.

Una vez en el pueblo de Adeje (por encima de la autopista sur) lo mejor es ir preguntando a los lugareños puesto que la señalización no es del todo clara. Dicho esto, el acceso principal al barranco se localiza al final de la calle de los Molinos cerca de una zona de aparcamientos. Google Maps localiza la entrada sin problema alguno (aquí tienes la localización).

Entrada del Barranco del Infierno en Tenerife

Dónde se hacen las reservas para acceder al Barranco del Infierno

La entrada al Barranco del Infierno está regulada por el Cabildo de Tenerife. Es por ello que no se puede acceder libremente sino con reserva previa o hecha in situ (el cupo máximo es de 300 personas diarias). Las reservas previas se hacen vía internet (en este enlace) y debes elegir a qué hora deseas realizar la visita según el calendario y horario disponible.

El horario de acceso es de 08:30 a 13:00 hrs. pudiendo permanecer en el interior del barranco hasta las 16:00 hrs. en invierno (17:00 hrs. en verano). Si quieres evitar el calor, un buen momento para iniciar el camino es sobre las 10.00 hrs. El precio de acceso está fijado en 8,50€ para los no residentes y 4,50€ para residentes.

Zona de preparación para seguridad en el interior del barranco

El peligro de los barrancos en Canarias

Entre los años 2010 y 2015 el acceso al barranco estuvo cerrado al público debido desgraciados accidentes con víctimas mortales. Tras reabrirse el sendero en el año 2015, un nuevo accidente mortal obligó al cierre del barranco durante 4 meses para su acondicionamiento. Ahora el acceso ha quedado restringido a 300 personas diarias y el uso de casco (proporcionado gratuitamente a la entrada) es obligatorio. 

Actualmente el principal peligro que presenta recorrer el Barranco del Infierno en Tenerife lo encontramos en el tramo final del sendero, una vez pasada la zona de La Cogedera pues el camino se estrecha continuando entre altas paredes donde la exposición a los desprendimiento de rocas es el mayor riesgo. Sin ser esto, el camino es sencillo. No posee zonas de precipicios. Es fácil y muy cómodo de hacer.

Senderismo por el sur de Tenerife

Vegetación caracteristica de Canarias

Senderismo en el Barranco del Infierno en Tenerife

En el centro de visitantes del Barranco del Infierno se comprueba la reserva de acceso. Una vez confirmada por el personal competente llega el momento de equiparse pues desde hace varios años es obligatorio aceptar las normas del sendero y usar un casco durante todo el recorrido.

A continuación llega el momento de iniciar el sendero. El recorrido es de poco más de 3 km. para llegar a la cascada del Barranco del Infierno (unos 6,5 km ida y vuelta) que sin duda es un magnífico broche final a la caminata y la razón por la cual muchos deciden recorrerlo.

Sendero del Barranco Infierno en Tenerife

El sendero del Barranco del Inferno comienza a una altura de unos 350 metros y poco a poco la altitud va aumentando. Unos minutos después de iniciar la caminata, las imágenes del impresionante barranco empiezan a cobrar protagonismo. Los primeros 45 minutos de recorrido transcurren entre leves subidas que permiten disfrutar del paisaje y sacar fotos a un lado y otro como recuerdo. 

Pronto alcanzamos la zona conocida como Bailadero de las Brujas y posteriormente pequeños canales de agua (conocidos en la isla como atarjeas) aparecen a los lados del sendero. La presencia de agua provocó que antiguamente esta zona estuviera habitada por los guanches, los nativos de la isla de Tenerife. Se han encontrado cuevas, grabados rupestres y la momia más antigua de la isla (1.665 años de antigüedad), así como utensilios que actualmente se pueden observar si visitas el Museo Arqueológico de Tenerife en Santa Cruz.

Bailadero de las Brujas en Adeje

Vegetación del sur de Tenerife

En la zona señalizada como La Cogedera es donde el personal del barranco invita a parar y descansar un rato. Se trata de una zona abierta en el interior del barranco donde no hay peligro de desprendimiento por lo que resulta un buen área donde comer algo antes de continuar la ruta en dirección a la cascada del Barranco del Infierno.

Un enorme baúl de madera señalado con material sanitario nos recuerda dónde nos encontramos y lo ocurrido en el pasado. No hay que bajar la guardia pero tampoco obsesionarse. Eso sí, el casco es importantísimo mantenerlo puesto a pesar del calor que pueda hacer. La seguridad es lo primero.

Caminata en el Barranco del Infierno

Zona de seguridad en el Barranco del Infierno

Tras abandonar La Cogedera el sendero comienza a volverse más estrecho. Las indicaciones recibidas al acceder es de no parar en ninguna zona a partir de ese punto. Es decir, continuar sin prisas pero sin pausa hasta llegar al final del sendero. 

El camino comienza a oscurecerse debido a la densa vegetación en la que de repente nos vemos envueltos. Las paredes se van cerrando y la humedad entra en escena. Escucharás y olerás la presencia del agua y cómo la vegetación comienza a cambiar. 

La Cogedera en el Barranco del Infierno

Al paisaje inicial caracterizado por tabaibas y cardones le suceden los jazmines silvestres, espineros, almácigos, algunas palmeras y dragos. De repente, en un giro encontramos el tronco de un árbol que llama nuestra atención. A media que cambia la temperatura comienzan a aparecer aquellas especies propias del bosque termófilo. El camino es bastante más atractivo.

Como no, donde hay flora hay fauna. Así que empezamos a escuchar sonidos a nuestro alrededor. Perdices, cernícalos y otros tipos de aves salen a nuestro encuentro. En una pequeña charca reconocemos un petirrojo, una de las aves protegidas en Canarias. Es fácilmente reconocible por su plumaje de color naranja en la cara bordeado de color gris. El resto del cuerpo es de color marrón. 

Tronco de árbol en el Barranco del Infierno

Senderismo en Tenerife

La visita gana enteros por momentos pues a la sucesión de flora y fauna se le va uniendo a cada paso el sonido del agua caer. Metro a metro el sonido se va intensificando, así que la intuición aquí no falla. El final del sendero del Barranco del Infierno debe estar cerca. 

Pequeñas caídas de agua en el sendero se van sucediendo hasta alcanzar el objetivo del sendero, llegar a la cascada. 

Aves de los barrancos de Tenerife

Petirrojo en un charco

La caída de agua se abre bruscamente hasta alcanzar unos 200 metros de altitud. Es tan alta y las paredes tan escarpadas que apenas se puede intuir el lugar por donde comienza a caer el agua. La vista es verdaderamente impresionante.

En este punto no hay peligro. Puedes sacar una y mil fotos. Igualmente hay vigilancia, personal del Barranco del Infierno vela por la seguridad de los senderistas. Desde aquí ya solo queda comenzar a desandar el camino andando no sin volver a echar la vista atrás para observar la cascada una última vez mientras los rayos del sol la iluminan.

Cascada del Barranco del Infierno en Tenerife

Caida de agua al final del Barranco del Infierno

Recomendaciones para visitar el Barranco del Infierno

  • No es recomendable realizar la visita si llueve o hace viento por el riesgo de desprendimientos. No obstante, si se dan estas condiciones muy probablemente el acceso se encuentre cerrado al público.
  • Recuerda llevar calzado adecuado, agua, algo para comer y el DNI. Así como ser puntual. No olvides que el acceso es limitado.
  • La entrada no es necesario imprimirla. Con mostrarla en el móvil es suficiente.
  • Menores de 5 años tienen prohibido el acceso (tampoco se permiten los portabebés).
  • Al ser una zona muy sensible declarada Reserva Natural Especial está terminantemente prohibido bañarse en cualquiera de los estanques situados en el interior del barranco. La tentación es grande pero los daños a flora y fauna son irreparables.

Tenerife es una isla para recorrer por libre pero hay ciertas actividades que recomendamos reservar y para las cuales te vendrá bien tener un coche de alquiler. A continuación algunos ejemplos ↓

Observación de estrellas en El Teide
Reserva plaza para el avistamiento de cetáceos en Los Gigantes
Paseo en kayak de mar por los acantilados de Los Gigantes

Senderismo en el Barranco del Infierno de Tenerife

Más info sobre la isla de Tenerife

Si te han gustado nuestras recomendaciones sobre El Barranco del Infierno tal vez pudieran interesarte estas otras visitas y actividades en Tenerife (incluye recomendaciones sobre hoteles y apartamentos). Haz clic sobre cada ruta para ir directamente a la información deseada.

10 Respuestas a “Barranco del Infierno, visita a un lugar emblemático en Tenerife”

Avatar
Avatar
Avatar
    Avatar
      Avatar
        Avatar
        Avatar
    Avatar

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Suscríbete a nuestra newsletter

Regístrate para recibir todas las novedades de La Gaveta Voladora