Viernes , 26 Mayo 2017
Visita a Tonle Sap

Lago Tonle Sap, aldea flotante de Kampong Khleang en Camboya

Puede que ese día mi estado de ánimo no fuera el mejor. Quizás me pilló en uno de esos días de absoluta sensiblería pero confieso que visitar la aldea flotante de Kampong Khleang situado en el lago Tonle Sap en las proximidades de Siem Reap, fue uno de los momentos más amargos del viaje.

Por instantes sentía un enorme nudo en el estómago y presentía como las lágrimas estaban apunto de emerger. ¿Es un Turismo Responsable visitar alguna de sus aldeas flotantes en las condiciones ofrecidas actualmente? ¿Es correcto ir a visitar a los pobres, tomar algunas fotos y marcharte dejando un dineral a las empresas organizadoras? ¿Llega ese dinero a la comunidad local?

El lago Tonle Sap

Un Turismo Responsable implica que el viajero sea consciente de sus actuaciones y que no deje una huella negativa a su paso por los lugares que visita. Ocurre que, cuando viajamos, a veces no somos del todo conscientes si nuestras acciones están provocando impactos negativos. Quizás con todo nuestro buen corazón hacemos algo cuya consecuencia es completamente opuesta a la que esperábamos. Esta excursión por el lago Tonle Sap puede ser una actuación de la que avergonzarse.

Visita al Lago Tonle Sap

Llevábamos tres días visitando los fascinantes templos de Angkor y por más que sean una de las maravillas del mundo, al final uno se cansa de ver tantos templos. Te dejan de sorprender (además, era nuestra segunda vez), los admiras pero cada vez se parecen más unos a otros. Así que pensamos en un plan alternativo. Nos quedaba un día más en Siem Reap, así que buscamos algo diferente que hacer.

El pueblo de Siem Reap no da para mucho. Poco más se puede hacer que sentarse en un bar a tomar algo y ver la vida pasar. En muchas ocasiones esto se agradece pero en ese día libre nos apetecía hacer algo más que beber cervezas y disfrutar de la piscina.

Templos Angkor en Siem Reap

En nuestra anterior visita a Siem Reap en al año 2009 nos acercamos en tuk-tuk a la aldea flotante de Chong Khneas en el lago Tonle Sap. Un lago situado a algo más de una hora en carretera del pueblo de Siem Reap. Así que buscamos una excursión de este tipo para llevar a nuestros amigos Salva y Mariana que nos acompañaban durante esos días en Camboya. El lago Tonle Sap se sitúa casi en el corazón de Camboya y es fuente de vida y lugar de residencia de muchas familias vietnamitas.

Se calcula que alrededor del lago se pueden encontrar unas 200 aldeas flotantes que viven literalmente del lago. Pescan, se bañan, limpian los platos, beben agua, construyen escuelas, casas, talleres, templos, … todo lo que necesitan está en esta enorme extensión (2.590 km²) de agua dulce.

Años atrás, cuando realizamos la excursión por el lago, creíamos que las personas que allí habitaban eran de origen camboyano pero no, sus pobladores son de origen vietnamita que, huyendo de los régimen camboyano de los Jemeres Rojos (1975 -1979), se instalaron en Tonle Sap cuya traducción en jemer es “lago de agua fresca“. En este tipo de visitas al lago descubres la forma de vida de estas personas.

Mapa Tonle Sap

Kampong Khleang en el Lago Tonle Sap

Una de las aldeas flotantes que encontramos alrededor del lago Tonle Sap es Kampong Khleang, una aldea que nos recomendaron visitar. Una recomendación que iba más allá del común “es menos turístico“. Según nos explicaron el dinero de la excursión es invertido en la propia comunidad local algo que nos pareció muy interesante e importante. Nos convencieron de que no es un negocio como ocurre con los tours que se realizan en la aldea Chong Khneas. El dinero que se paga por visitar esta aldea es íntegramente para las personas que la organizan.

Así que la polémica está servida, al menos con uno mismo ¿está bien contribuir al enriquecimiento de un grupo que explota la imagen del lago y de las personas que allí habitan? El problema es que las condiciones de vida de esta gente son muy, muy lamentables y que el dinero que pagas por visitar estas aldeas de alguna forma debería contribuir a mejorar sus condiciones. Me pareció triste contemplarlo como si fuera de un espectáculo se tratara y además no estar segura si estaba contribuyendo a que un grupo de personas se enriquecieran a costa de la imagen de la aldea.

Hay días que una se levanta con el pie izquierdo, no se si este era uno de ellos, pero la visita a Kampong Khleang no me dejó indiferente.

Kampong Khleang en Tonle Sap

La pobreza que comenzamos a observar antes de llegar al lago Tonle Sap no es comparable a las condiciones de vida en las que viven aquellos con pequeñas casas en las proximidades de los templos de Angkor. Alrededor de los templos de Angkor se observan viviendas básicas, muy básicas, pero aquí en el lago la pobreza baja un escalón más. Las casas que observamos se encontraban mantenidas sobre elevados palos de madera a unos 6 metros de altitud, los conocidos como palafitos que las protegen de las subidas y bajadas de nivel de agua.

Los pilares, formados por largas y finas estacas parecían no poder sobrevivir a un soplido del lobo feroz. El primer temporal fuerte que pasase por la zona las haría volar como pájaros. A la entrada de las mismas y justo a los bordes de la carretera encontramos niños de diferentes edades completamente llenos de tierra y semidesnudos.

Aldea cerca Tonle Sap

• Precio por el tour a las aldeas flotantes

Una vez llegamos al muelle nos acercamos a la entrada de la empresa que organizaba esta excursión en barca a la aldea Kampong Khleang ¡y nos pidieron 20 dólares por persona! Sí, la excursiones alrededor del lago Tonle Sap rondan los 20 dólares por persona. Te pueden solicitar incluso 25 dólares pero suelen ser unos 20 dólares (precios 2014). Éramos cuatro personas, así que nos pidieron 80 dólares (73 euros).

Puede que en lugares de Europa y América el precio sea razonable. En Camboya no lo es. Si ese dinero es destinado a mejorar las condiciones de la aldea flotante no habría más que hablar. Todos de acuerdo. Un servicio y una ayuda a la aldea. El problema era que realmente no estábamos seguro de ello. No explicaron que sí, que ese dinero iba destinado a la aldea Kampong Khleang pero quién sabe.

Kampong Khleang Aldea

Habíamos tardado más de una hora en llegar a la aldea y aunque 80 dólares nos parecía una barbaridad, pagamos no sin sentir cierta vergüenza y remordimiento por estar contribuyendo a un negocio de explotación. Con esa gran duda nos montamos todos en la básica embarcación de madera y comenzamos el paseo por el lago Tonle Sap.

Paseo en barco por el Lago Tonle Sap

En un primer momento no estaba segura si sacar fotografías o no. “¿Estaré con cada foto robándoles un poco de dignidad a esta gente?, ¿qué pensarán ellos de nosotros?“, me preguntaba. Todo lo que observábamos me parecía muy triste “¿hemos venido hasta aquí a sacar fotografías de lo mal que vive esta gente?”. Se puede vivir con poco. Lo se.

Observamos cientos de humildes casas construidas de madera, niños en pequeñas canoas navegando de un lado a otro, algunos incluso nos saludaban sonriendo y eso me animó un poco a sacar algunas fotos (en ese momento ya estaba pensando que debía escribir sobre ello).

Aldea flotante Camboya

Personas lavando los platos y bebiendo de las oscuras aguas del lago, lugar donde terminar todos los desechos y desperdicios del día. Muy triste. Entiendo que estas personas no están obligadas a vivir ahí, es su forma de vida y que es incomparable a la situación de la tribu de las llamadas “Mujeres jirafa” en Tailandia donde el espectáculo es orquestado. Sin embargo, no pude evitar sentirme mal por ir a verlos, sin más.

Tras una hora y media de amargo paseo por el lago Tonle Sap regresamos de nuevo a tierra firme. Nos despedimos del personal de la empresa de excursiones, no sin antes pedirnos propina, y regresamos a Siem Reap hablando sobre lo ocurrido. ¿Hemos hecho bien o mal visitando la aldea? ¿Llegará el dinero a las familias? Se debe contribuir a este tipo de negocios? Fue en este lugar donde el término Slum Tourism adquirió todo su significado para mi.

Lago Tonle Sap, Siem Reap

Slum Tourism (el turismo de suburbios)

El Slum Tourism (Turismo de Suburbios, literalmente) es un tipo de turismo que se está poniendo de moda y consiste en visitar áreas pobres en lugares en desarrollo. Normalmente estas visitas se realizan en excursiones organizadas, un ejemplo de esto es la visita a alguna favela en Río de Janeiro ¿Está bien ir a las favelas, sacar fotos a la gente pobre, pasear por allí y marcharte? En algunos de estos tours se prohiben incluso las fotografías.

En Nairobi (Kenia), por poner otro ejemplo, se oferta visitar el suburbio más amigable del mundo. ¿Se están beneficiando los organizadores de este tipo de turismo de la gente más débil, más pobre? ¿Realmente invierten parte del dinero en esas áreas? ¿Cómo se sienten las personas que allí viven? En el año 2010 Kennedy Odede describía así a los turistas que visitaban su suburbio en Kibera (Kenia):

I was 16 when I first saw a slum tour. I was outside my 100-square-foot house washing dishes, looking at the utensils with longing because I hadn’t eaten in two days. Suddenly, a white woman was taking my picture. I felt like a tiger in a cage. Before I could say anything, she had moved on … Slum tourism is a one-way street: They get photos; we lose a piece of our dignity.

Tenía 16 años cuando vi por primera vez un tour por los suburbios. Yo estaba por fuera de mi casa de 33 metros cuadrados lavando los platos, mirando a los utensilios con nostalgia porque hacía dos días que no comía nada. De repente, una mujer blanca comenzó a tomarme fotos. Me sentí como un tigre en una jaula. Antes de que pudiera decir nada, ella se había marchado con el grupo … El turismo de suburbios solo tiene beneficios en un sentido. Ellos vienen, sacan fotos y con cada una de ellas perdemos una parte de nuestra dignidad.

De Kampong Khleang a Siem Reap

Una vez en Siem Reap relatamos nuestra visita a unos amigos camboyanos dedicados al mundo del turismo y nos confirman que en el caso de la aldea Kampong Khleang el dinero va íntegramente a la población y que hemos hecho bien en no ir a Chong Khneas. Nos alivia pensar que hemos contribuido económicamente en algo. Que no hemos ido, observado, dejado el dinero a una empresa y nos hemos marchado.

Sin embargo, siempre nos quedará la duda. Sinceramente, no creo que sea la manera de ayudar a la gente que allí vive. Afortunadamente durante la excursión no nos llevaron a comprar una bolsa de arroz para los niños del colegio de la aldea como ocurre en muchas excursiones por la aldea de Chong Khneas. La bolsa de arroz la venden a 50 dólares en una tienda en pleno lago a la que suelen llevarte ¿50 dólares una bolsa de arroz? ¿Lápices a un dólar?

Las paradas de turistas en el colegio se suceden una y otra vez. Todos con los mismos regalos. Los niños ni se inmutan. No recuerdo si eran camboyanos o vietnamitas, pero da igual, juegan deliberadamente con los sentimientos de los visitantes y con su deseo de ayudar de alguna forma. Probablemente la misma bolsa de arroz se pase cada día viajando de la tienda al colegio y viceversa. Vergonzoso.

Excursion Tonle Sap

Como no se ayuda de cualquier manera, esta entrada es una llamada al Turismo Responsable y a la reflexión. Somos muchos los que nos acercamos a este lago durante nuestros días en Siem Reap para realizar una excursión parecida tratando de huir de los templos durante algunas horas. Sería interesante informarnos bien antes de realizarlas o pensar en ayudar de otra manera.

Cuidado también con las visitas a orfanatos en Camboya pues detrás de muchas se esconde una mafia de menores y abusos de todo tipo. Hay que elegir bien dónde ir y dónde no. Los orfanatos no son un museo y el lago Tonle Sap y sus aldeanos no son un espectáculo.

Viaja Seguro

¿Estás preparando tus vacaciones y necesitas un seguro de viaje? Por ser lector de La Gaveta Voladora tienes un 5% de descuento al contratar cualquier seguro IATI … haz clic sobre el banner para optar al descuento. Si necesitas más información puedes obtenerla pinchando aquí.

Seguro de viaje Camboya

7 Comentarios

  1. Muy buen artículo! La verdad es que nosotros también en este viaje por Asia hemos visto muchas cosas que no nos han gustado, por desgracia si hay organización y gente desfavorecida también nos ha quedado la gran duda de dónde va ese dinero…ya nos paso en India y el sabor es amargo… Esta excursión también la hicimos aunque sin embargo queremos pensar que por una vez este dinero si que va a estas familias. Nosotros aquel día éramos junto con otros cuatro turistas más que nos cruzamos los únicos en el lugar, así que el dinero excesivo que pagamos quizás fuera el único ingreso de aquel día. Este no es el otro lugar turístico de Chong Kneas al que van todos los tours de las agencias de Siam Reamp, esa fue la razón de ir allí por nuestra cuenta y no al otro. Teníamos interés por conocer el lugar, las aldeas flotantes y ver el lago pero no hacer de la pobreza turismo. Nos parece horroroso que existan tours a los Slums!!! Por no hablar de todos esos voluntariados en orfanatos y reservas de animales en las que hay que pagar verdaderas barbaridades por una semana en estos países!!! De verdad, es necesario? Cómo puede ser que con esos precios no hayan podido mejorar su situación año tras año?

    De esto también se debería hablar más amenudo en los blogs de viajes…

    Un abrazo!

    • Muchas gracias por comentar!

      Pues sí … nosotros queremos creer que con el tour o excursión esta de Kampong Khleang hayamos contrubuido al desarrollo de la comunidad, aunque sea mínimamente. Respecto al Slum Tourism, orfanatos, reservas de animales y demás la verdad es que son una movida respecto a la cual hay que andarse con mucho ojo para no acabar pagando por trabajarle a una empresa sin que el beneficio llegue al que realmente queremos 🙁

      Nos seguimos leyendo viajeros!

  2. Hola acabamos de llegar hace un par de horas de visitar la aldea flotante de Kampong Pluk. El artículo me ha abierto la mente y dado a conocer el término Slum Tourism. Gracias.
    Mi humilde opinión: de los 21$ sólo 1$ va para la comunidad (entiendo yo según pone en los tickets). Con ese gran negocio para quién sabe quién, no creo que interese que eso desaparezca o cambie, por lo que los turistas contribuimos a que eso siga existiendo. Con ese dineral de cientos de turistas diarios, la comunidad de aldeanos debería ser rica.
    En fín, no sé muy bien cómo afrontar a partir de ahora este tipo de visitas turísticas. Es una pena que el mundo sea tan corrupto.

  3. Justo iba a escribir un artículo para mi blog y me encontré con el vuestro.
    Nunca había oído hablar del slum tourism, sí del dark tourism.
    Me pone la piel de gallina ver como la gente se saca selfies a costa de tragedias ajenas.
    Un saludo y felicidades por lo que hacéis.

    • Hola Manuel,

      Ya ves que hasta nosotros acabamos pagando y contribuyendo por el circo. Eso no quita para que nos sintiéramos mal por lo que parimos esta publicación con bastante mal sabor de boca. Leemos constantemente que en Camboya la cosa está tomando esos derroteros, esperemos que no sea así 🙁

      Saludos y gracias por leernos y por el comentario!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *